• De ahí, la revolución que ha armado Ignacio González, al anunciar una bajada de impuestos en la Comunidad de Madrid para 2014.
  • 9,5 millones de personas, mayores de 23 años, no paga ningún impuesto directo.
  • Los impuestos indirectos sólo los abona un 54% de los residentes.
  • Y lo más llamativo: el 0,78% de los residentes paga el 23% del total recaudado por IRPF.

En la sesión de control celebrada el miércoles en el Congreso de los Diputados, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que España es el país de la Unión Europea que sufre un mayor fraude fiscal, además de ser el que menos recauda con el IVA en relación a su PIB.

Estos datos no son nuevos, pues en los informes que presentaron la Comisión Europea y Eurostat el pasado mes de abril sobre las tendencias de la tributación en Europa ya se recogía este menor nivel de recaudación.

Un extraño asunto, pues España es uno de los países de la UE que tiene los niveles más altos de tipos impositivos en el impuesto sobre el valor añadido y en otros impuestos pero, en cambio, se sitúa a la cola en su recaudación en relación a su PIB. Esto nos indica que existe un gran nivel de fraude, algo bastante negativo para nuestra economía. Es decir, que la economía sumergida contribuye a este bajo ratio del IVA sobre el PIB pero, además, cuenta con una gran permisividad social generalizada, con la famosa pregunta que tantas veces oímos: "¿Con factura o sin factura".  

La palabra impuesto suele generar un alto grado de atención en los ciudadanos, y si alguien lo duda pregunten a los madrileños, que seguramente pusieron gran interés en las palabras de Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, cuando anunció una bajada de impuestos para el próximo año.

Hablar sobre fiscalidad es una cuestión un poco delicada, pero nadie pone en duda que al ciudadano le importan mucho más las cuestiones que afectan a su bolsillo que otras, y mucho más ahora con la crisis, aunque algunas voces, como la del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (en la imagen), estén hablando últimamente de que estamos empezando a salir de la recesión.  

Próximamente se va a proceder a una nueva reforma impositiva, siguiendo órdenes europeas, así que no vendría mal conocer algunos datos sobre la tributación en España. El último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente a 2011, registró en España un total de 46,8 millones de residentes. De los cuales, son 9,5 millones de personas, mayores de 23 años, las que no pagan ningún impuesto directo (el 21,7% sobre el total de residentes). Sin embargo, los impuestos indirectos son los únicos prácticamente que pagan más del 54% de los residentes, mayores de 23 años.

Además, hay que señalar que 345.180 personas (incluidos los cónyuges), que suponen el 0,78% de los residentes, con bases imponibles superiores a los 90.000 euros/año, aportan el 23% del total recaudado por el impuesto sobre la renta. 

Según estos datos pierden un poco de fuerza el debate sobre la injusticia de la progresividad de la tarifa, ya que las rentas más altas aportan un porcentaje muy superior al resto.

Cristina Martín

[email protected]