Se aplica a unos 50 medicamentos destinados a procesos crónicos o gravesEste martes ha entrado en vigor el copago a medicamentos de dispensación ambulatoria en el hospital, es decir, aquellos que "sin tener la calificación de uso hospitalario" solo se dispensan a pacientes no hospitalizados en las farmacias de los hospitales, entra en vigor este martes.

En total son unas 157 presentaciones farmacológicas de poco más de 50 medicamentos destinados a procesos crónicos o graves, hasta ahora, estaban exentos de pago.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, la defendió en la Cámara Baja como una medida de ahorro para garantizar la incorporación de fármacos innovadores al Sistema Nacional de Sanidad

La aportación del usuario a dichos medicamentos, que estaban exentos del copago, será de un 10 por ciento del PVP del medicamento, con un máximo actualmente fijado en 4,20 euros, de acuerdo a la Resolución de 21 de enero de 2013, de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia. "Esto significa que si el medicamento cuesta 30 euros la aportación será de 3 euros, pero si el medicamento cuesta 100 euros la aportación no será más de 4,20 euros porque ese es el tope", explicaban.

Pero no todas las CCAA lo han implantado: Canarias, Andalucía, Aragón, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla y León y Baleares no aplicarán el copago, ya sea por rechazo o por problemas para su implantación. Por el contrario, Galicia, Madrid, Castilla-La Mancha, Cantabria, Murcia y La Rioja, admitían que pondrían en marcha su establecimiento al tratarse de una legislación básica estatal. Y el resto de comunidades manifestaban su imposibilidad inmediata de implantar dicho copago por motivos de gestión en su implantación.

¿Es realmente necesario el copago farmacéutico, ¿no sería mejor el copago en función de la renta personal ¿No sería mejor sacar el dinero de una buena reforma de las administraciones públicas. Son debates que, necesariamente, abre esta medida. Lo que está claro es que algo hay que hacer y en algún sitio hay que ahorrar, porque no hay dinero.

Andrés Velázquez
[email protected]