• Tanto el embajador italiano como el propio Gobierno de Roma, especialmente durante la etapa Monti, no han parado de presionar al Gobierno español para favorecer a Endesa.
  • Encima, en Industria consideran que Enel está jibarizando Endesa.
  • El detalle de las extrapeninsulares: cuando Endesa era española recibía 800 millones de euros. Ahora recibe 1.800 millones. Y encima se quejan.
  • El ministro Soria comenta en privado que algo tiene que ver que los dos vicepresidentes económicos de Zapatero trabajen para Endesa.
  • Los italianos consideran que en la etapa Alberto Nadal, la influencia de Borja Prado no les sirve de nada.
  • Y todo esto dentro de la batalla por la energía subvencionada. En coste de producción de la energía en España es de 12.000 millones de euros y las empresas reciben 9.000 millones en subvenciones.

Sólo han pasado cinco meses y medio desde que llegó al ministerio, y Alberto Nadal (en la imagen) ya está harto de las presiones de los italianos a favor de Endesa. Miren si está hasta el gorro que ya en abril afirmó aquello de que era muy difícil negociar con una empresa que es un Gobierno.

El caso es que tanto el embajador Pietro Sebastiani como el Gobierno de Roma, especialmente durante la etapa Monti, no han parado de presionar al Ejecutivo de Rajoy para que favorezca a la eléctrica. Sin embargo, en el otro lado -el del Ministerio- consideran que Enel está jibarizando Endesa. Los hechos lo corroboran, tal y como hemos señalado en múltiples ocasiones en estas pantallas.

Un detalle: cuando Endesa era española recibía 800 millones de euros del Estado para financiar el coste de las extrapeninsulares, esto es, el coste de llevar la electricidad a Canarias y Baleares, cosa que sólo hace Endesa. Pues bien, ahora, con la empresa bajo tutela italiana, recibe 1.800 millones de euros. Y encima se quejan.

A este respecto, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, comenta en privado que algo tiene que ver el hecho de que los dos vicepresidentes económicos de Zapatero trabajen ahora para Endesa. Pedro Solbes como consejero de Enel y Elena Salgado como consejera de Endesa Chile.

En cualquier caso, y volviendo a Nadal, los italianos consideran que con él en el Ministerio la influencia de Borja Prado es inútil. De hecho, aunque sigue siendo el presidente de la eléctrica en España, cada día manda menos.

Todo esto hay que encuadrarlo en la batalla por la energía subvencionada. Para entendernos: el coste de producción de la energía en España asciende a 12.000 millones de euros, y las empresas reciben 9.000 millones en subvenciones. Sí, es cierto que no todas las ayudas son iguales.

Las del carbón, por ejemplo, son forzosas, y no benefician a las empresas pero sí al sector. Las renovables, por su parte -las más cuantiosas- son las menos justificables, porque muchas de las energías verdes no serían rentables sin esas subvenciones. Y las extrapeninsulares, ciertamente tienen su justificación, pero reciben mucho más que antes -por el mismo servicio- y se siguen quejando.

Pablo Ferrer

[email protected]