• Una más que tensa conversación entre el secretario de Estado de Energía y el presidente de ENEL-Endesa da por rotas las presuntas buenas relaciones entre Prado y el Gobierno Rajoy.
  • Nadal le acusa de torpedear la reforma energética española en beneficio de Italia, tras haber devaluado la que fuera principal eléctrica española.
  • Y en Roma aguardaran a que la reforma se trámite para tomar una decisión, no ya sobre el futuro de Prado, sino sobre Endesa y Enersis. Una de las dos ha de venderse.
  • Y no olvidemos que Prado lidera Mediobanca España, es decir, el poder financiero italiano.

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal (en la imagen) ha conseguido enfurecer a todo el sector eléctrico, tanto el tradicional como el de renovables, con su nueva reforma energética. Así que poco le importa enfurecer a alguien más.

En una reciente conversación privada, Nadal, que ya había criticado a Endesa, propiedad de ENEL,cuyo máximo accionista es el Gobierno italiano, Nadal le espetó a Borja Prado Eulate, presidente de Endesa, que, a partir de ahora. negociaría directamente con el Gobierno italiano. Ni tan siquiera dijo con Fulvio Conti, de ENEL, sino con el Gobierno de Roma. A fin de cuentas, es el primer accionista.

La cosa no quedó ahí: que a Alberto Nadal no le caía simpático Borja Prado no era ningún secreto, pero nunca le había acusado, directamente, de torpedear la reforma eléctrica española y de devaluar el papel de la que fuera la primera eléctrica del país.

El asunto tiene cola, porque Prado presumía de mantener las mejores relaciones con el Ejecutivo español.

Es que, además, es presidente de Mediobanca en España, es decir, representa al poder financiero italiano en nuestro país. Por ejemplo, es consejero tanto de Tele 5 (Berlusconi) como de Unedisa (Rizzoli) y le gusta ejercer como tal.

Por su parte, en ENEL hace tiempo que dan por amortizado en Endesa a Borja Prado, pero Mediobanca aún sigue contando con él. Además, ENEL espera a que la tercera reforma eléctrica del Gobierno Rajoy llegue a bolsa para tomar una decisión definitiva. No sobre el futuro de Borja Prado, que se ha convertido en el relaciones públicas de Endesa, sólo eso, sino sobre el propio futuro de la compañía, que pasa por la venta de Enersis o de la propia Endesa, aunque la primera operación es la más probable.

Eulogio López

[email protected]