Los cambios de fechas en Semana Santa han influido, pero incluso si se analizan de forma conjunta los datos de ambos meses es significativo el descenso del número de pernoctaciones de los residentes (8,4%), más acusado que el de los foráneos (2,3%)

-El mercado británico experimenta un aumento anual del 10,6%, mientras que el alemán, el segundo cliente en importancia, desciende un 7,3%.
-Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Italia han disminuido un 16,8%.

Durante el mes de abril se registran 19,1 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, lo que implica un descenso del 11,0% frente al mismo mes de 2012. La disminución de las pernoctaciones se produce tanto entre los residentes (con una tasa anual del -23,4%), como entre los no residentes (-1,5%).

Según explica el Instituto Nacional de Estadística, debido a que en 2013 la Semana Santa se ha celebrado en marzo y en 2012 tuvo lugar en abril, es conveniente analizar el periodo agregado marzo-abril.  En él se observa un descenso de las pernoctaciones del 2,4%, respecto al mismo bimestre de 2012. En dicho periodo las pernoctaciones de los residentes experimentan una disminución del 8,4%, mientras que las de los no residentes aumentan un 2,3%.

Los hoteles ingresaron 33,7 euros por habitación disponible y facturaron 66 euros de media por habitación ocupada.

En abril se cubriron el 45,7% de las plazas ofertadas, con una disminución anual del 8%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana baja un 9,6% y se sitúa en el 50,8%. Canarias presenta el mayor grado de ocupación por plazas durante abril (62,2%). Le siguen Illes Balears (58,8%) y Comunitat Valenciana (49,9%).

Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania  son quienes concentran, respectivamente, el 23,3% y el 23,1%, del total de pernoctaciones de turistas de fuera de nuestro país en establecimientos hoteleros a lo largo del mes de abril. El mercado británico experimenta un aumento anual del 10,6%, mientras que el alemán desciende un 7,3%. Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Países Bajos e Italia (los siguientes mercados emisores por importancia) registran unas tasas anuales del 3,0%, –5,8% y –16,8%, respectivamente.

Andrés Velázquez
[email protected]