• Esta es la terrible conclusión del observatorio puesto en marcha por el Club de Excelencia en Sostenibilidad, la Fundación Sagardoy y Adecco.
  • Las indemnizaciones por despidos colectivos procedentes se estiman en 26 días.
  • Se observa también un ligero aumento del contrato a tiempo parcial. Mientras que el de formación y aprendizaje se ha duplicado, del 8,1% al 16,6%.
  • La reforma laboral cumplirá el próximo 12 de febrero su segundo aniversario de su entrada en vigor.

El Gobierno del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy (a la izquierda de la imagen junto a Christine Lagarde) aprobó su reforma laboral hace casi dos años y este lunes el tercer Observatorio de Seguimiento de dicha reforma ha publicado sus resultados, derivados de 200 encuestas realizadas a empresas con más de 50 trabajadores.

Dicho Observatorio, puesto en marcha por el Club de Excelencia en Sostenibilidad, la Fundación Sagardoy y Adecco, señala que los salarios han bajado de media un 10% desde que entró en vigor la reforma laboral. Una terrible conclusión que muestra de nuevo la precariedad salarial que existe en nuestro país.

También estima que las indemnizaciones por despidos colectivos procedentes es de 26 días de media, con lo que "se están reduciendo en línea con los objetivos de la reforma laboral", ha afirmado Jesús Mercader, director de Relaciones Laborales de la Fundación Sagardoy, aunque "siguen siendo superiores a los 20 días previstos para el despido procedente", ha matizado.

Además, constata el ligero aumento de los contratos a tiempo parcial. Mientras que los de formación y aprendizaje se han duplicado desde la entrada en vigor de la última reforma laboral, pues han pasado del 8,1% al 16,6%.

Las conclusiones que acabamos de señalar de este tercer Observatorio de Seguimiento de la reforma laboral dibujan un panorama bastante precario laboralmente en España. Además de la gran bajada de salarios, se reduce progresivamente el número de días en las indemnizaciones y aumentan los contratos temporales y de formación. Pero esto se suma a lo que ya sabemos, es decir, que nuestro salario mínimo está congelado en 645,30 euros brutos al mes, si se efectúa en 14 pagas (752,85 euros, si se realiza en 12) y que es uno de los más bajos de Europa, bastante alejado del francés (1.425€), el británico (1244,42€) o el alemán (1.360€). El cual no cumple la Carta Social Europea, pues no representa el 60% del salario medio (1.615€), ya que para estar en línea con la recomendación europea tendría que alcanzar los 969 euros, como ya les hemos informado en Hispanidad.

Esto de que los sueldos han bajado el 10% desde la entrada en vigor de la reforma laboral estaría muy bien que lo escuchara Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), empeñada en que los españoles nos bajemos el salario porque su caída en el año 2010 no compensa la subida de años anteriores. Y que en el mes de agosto recomendó que nos los bajáramos un 10%. Pues bien ahora la señora Lagarde tiene la muestra de que han caído, así que esperemos que esté satisfecha y no nos siga pidiendo más reducciones.

Cristina Martín

[email protected]