Si el paro en la Unión Europea es del 10,9% y en la eurozona sube hasta el 12% es que el euro no funciona, ¿verdad

Y no andan desencaminados. Resulta que la eurozona es mucho más rígida en el tratamiento del déficit público que, en pocas palabras, significa que adelgace el Estado.

Y está bien que el Estado adelgace, claro que sí, pero para que engorde la sociedad no los mercados financieros. Porque las políticas de Merkel piden austeridad a los países en las espaldas de los ciudadanos, no de los inversores financieros.  

Insisto, hay dos tipos de políticas económicas en Europa: aquéllas que están pensadas para emprendedores y aquéllas que están hechas para ahorradores-inversores. A mí me gustan más las primeras, porque tienden al pleno empleo, mientras que la bolsa puede subir con tasas de paro inaceptables.

El arquetipo es España, con la mayor tasa de paro del toda la Unión Europea. Y es que la política del Gobierno Rajoy está destinada a reducir el déficit fiscal -y ha conseguido éxitos, ciertamente- pero solo para conseguir que el peso de la deuda pública disminuya.
En resumen, un ajuste a costa de los ciudadanos más que del propio Estado.

Eulogio López

[email protected]