Sr. Director:
El compañero sentimental de Elton John, David Furnish, de visita a un orfanato ucraniano, quedó prendado de un niño y su intención fue adoptarlo.

Pero las leyes ucranianas vetan la adopción a homosexuales. A algunos les parecerá injusto, pero Dawn Stefanowicz, que vivió con su padre biológico homosexual relata: Estuve expuesta a un alto riesgo de enfermedades sexuales debido al abuso sexual, a los comportamientos de alto riesgo de mi padre y a sus numerosas parejas, sexo anónimo y sexo con menores. Mi padre sufrió tendencias suicidas, depresión y estallidos de rabia, se servía de las drogas y el alcohol para desinhibirle en sus relaciones.

Continúa: Las experiencias personales y sociales con él no me enseñaron el respeto por la moralidad, la autoridad, el matrimonio o el amor paterno. Se me expuso a manifestaciones de sexualidad de todo tipo: Sexo en saunas, travestismo, sodomía, pornografía, nudismo gay, lesbianismo, bisexualidad, voyeurismo y exhibicionismo.

(En casa) se aludía al sadomasoquismo y se mostraban algunos aspectos. Más de dos décadas de exposición directa a estas experiencias estresantes me causaron inseguridad, depresión, pensamientos suicidas, miedo, ansiedad, baja autoestima, insomnio y confusión sexual.

Mi conciencia y mi inocencia fueron seriamente dañados. Aludiendo al matrimonio homosexual dice: Al final, los niños serán las víctimas reales y los perdedores del matrimonio legal del mismo sexo. Gobiernos y jueces deben defender el matrimonio entre hombre y mujer y excluir todos los otros, por el bien de nuestros niños.

Hoy, Stefanowicz, brinda ayuda a través de su web a otras personas que como ella crecieron a cargo de un padre homosexual y fueron expuestos a este estilo de vida.

Isabel Planas

[email protected]