• Y ojo, la ha presentado Manos Limpias, cuya legitimidad ya fue desestimada por la Fiscalía en el mismo caso: la compra del City Bank de Florida por parte de Caja Madrid.
  • Elpidio Silva mantiene una guerra abierta contra muchos de sus compañeros de judicatura.
  • Si algo no se le puede negar al juez Silva es su constancia.
  • Aunque le denegaron en el CGPJ el recurso de amparo que solicitió, Elpidio también presentó una querella contra los responsable del expediente que tiene abierto por diversas causas. Fue rechazado.
  • Y aún tiene fuerzas para intentar encarcelar por tercera vez a Blesa. La nueva querella va dirigida contra siete personas más, seis de ellas colaboradores suyos.
  • Desde su cuenta en twitter @Elpidiojosilva, se defiende con ataques nada velados hacia la independencia de la judicatura.

El juez Elpidio Silva (en la imagen) ataca de nuevo. Ha vuelto a abrir una causa contra Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, por la compra del City National Bank de Florida.

Y ello a pesar de que la Audiencia Provincial le hizo a excarcelar al financiero y anuló las causas abiertas contra él. En ellas se le investigaba no sólo por la compra del citado banco, sino por la concesión de un  crédito fallido por parte de Caja Madrid a Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la CEOE y copropietario de viajes Marsans.

La nueva denuncia en la que se acusa a Blesa de varios delitos societarios, administración desleal y falsedad en documento mercantil, ha sido presentada por el sindicato Manos Limpias, el mismo que se personó como acusación particular por el mismo motivo, la compra de la entidad de Florida.

Antes de que la causa fuera anulada, el sindicato llegó a pedir la recusación del fiscal al considerar que estaba actuando más como abogado defensor que como fiscal, y entorpecía el buen desempeño de la justicia. No se amilanó el fiscal ante las acusaciones del sindicato. El pasado día 20 de junio la Fiscalía ordenó la inmediata puesta en libertad de Miguel Blesa, y denunciaba la intención  del juez Elpidio Silva de convertir el crédito de 26,6 millones de euros concedido por la entidad a Gerardo Díaz Ferrán en una "causa general en busca de los responsables de la crisis económica general que atravesamos y su castigo".

La Fiscalía, en el caso de la compra del City Bank de Florida, argumentaba no sólo "la falta de legitimación de la parte personada como acusación particular", el sindicato Manos Limpias, sino también la ausencia de elementos probatorios relacionados con la compra del banco que justificaran su ingreso en prisión.

Elpidio Silva, infatigable, está dispuesto a seguir siendo el rayo que no cesa, y parece querer meter por tercera vez en la cárcel a Blesa.  Primero salió tras pagar una fianza, y después por la ya mencionada orden de la Fiscalía.

El auto del juez Silva supone un nuevo ataque contra la fiscalía. El juez Silva destaca en su auto que la querella de Manos Limpias reúne los requisitos que la legislación reclama para ser admitida trámite.

La investigación se amplia a siete personas más, seis de ellos fueron antiguos miembros del Comité Financiero de Caja Madrid cuando Miguel Blesa ocupaba el cargo de vicepresidetne. La querella va dirigida contra Blesa y contra los querellados Ildefonso Sánchez Barcoj, Matías Amat Roca, Gonzalo Alcubilla Povedano, Fernando Sobrini Abuerto, Juan Bartolomé Pasaro, Luis Crespo García y Rafael Sánchez Lozano Turmo.

El juez Elpidio Silva está dispuesto a demostrar que aún puede presentar batalla contra sus compañeros de carrera. No sólo el CGPJ denunció su recurso de amparo ante las serias presiones que, según denució, estaba sufriendo relacionadas con sus actuaciones en el caso Blesa, también tiene un expediente abierto en el que se le acusa de dos faltas muy graves, y una grave.

Se le acusa de retraso injustificado en la tramitación de los procedimientos y falta de motivación en sus resoluciones; así como reiteradas muestras de desconsideración hacia los funcionarios de su juzgado y algunos visitantes del mismo. El pasado 25 de junio, el juez anunciaba una querella contra el instructor de su expediente disciplinario. La denuncia fue inadmitida a trámite por el Supremo.

Sin embargo, si algo no se le puede negar a Elpidio Silva es su tenacidad y constancia en la lucha. Estos son algunos de los mensajes que ha colgado en su cuenta de Twitter @Elpidiojosilva: "Única ventaja del próximo Consejo General del Poder Judicial: será el mejor de todos, porque ya sólo un ciego no verá claro lo que hay". "Existen jueces que, muy legítimamente, no ingresan a nadie en prisión por tenencia de droga. Y si preguntamos al tenedor, ¿qué juez prefiere".

"Es fácil calumniar, mofarse y afrentar a un amordazado; o manipular y mentir sobre cuanto escribe u obra. Tan fácil como cobarde".

Sara Olivo
[email protected]