• A lo largo del año llegarán más de 700.000 visitantes adicionales por las crisis de Egipto y Turquía.
  • El número de extranjeros en julio alcanzó los 7,9 millones, un 2,9% más que en julio de 2012. Desde enero, ese aumento ha sido del 3,9%.
  • Bajaron italianos (-13,3%) y portugueses (-7,3%), pero subieron los rusos de manera espectacular (30,6%).
  • Al incremento de visitantes hay que unir que gastan más: de enero a junio, un 8% respecto a 2012.
  • Pero el turismo nacional continúa cayendo y no permite remontar al sector.

España recibió 7,9 millones de turistas extranjeros en julio, esto es, un 2,9% más que hace un año, lo que supone un nuevo record histórico. Según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) difundida este jueves por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de enero a julio nos han visitado algo más de 34 millones de turistas extranjeros, un 3,9% más que en 2012.

Destaca el aumento del 30,6% de rusos que han venido a España durante el último mes buscando, sobre todo, sol y playa. Así, uno de sus destinos favoritos ha sido Cataluña, donde el negocio turístico se ha tenido que adaptar a marchas forzadas.

Durante estos días se puede apreciar cómo el idioma ruso ha ido ganando terreno y se utiliza casi a la par que el inglés o el alemán en la Costa Brava e, incluso, cómo ha aumentado el número de rusos que vienen, no de turismo, sino a trabajar en hostelería. Además, el turista ruso suele gastar más que los ingleses, alemanes o franceses.

Sea como fuere, en los seis primeros meses del año los turistas que nos visitaron gastaron un 8% más que en 2012.

Volvamos a las cifras globales. El repunte de julio -y de los meses anteriores- se debe, fundamentalmente, a las crisis de Egipto y Turquía, destinos que compiten directamente con los nuestros en circunstancias normales, pero que ahora nos van a permitir recibir más de 700.000 turistas adicionales a lo largo de este año, según las previsiones de Exceltur publicadas por Expansión.

Pero todos estos datos que, sin duda, son positivos, no logran compensar la caída del turismo nacional que representa el 50% del sector, aproximadamente. El propio ministro José Manuel Soria (en la imagen) ha reconocido en diversas ocasiones el mal comportamiento del turismo nacional, que sólo remontará cuando la situación económica de nuestro país haya mejorado y, con ella, la situación de los españoles. Pero para eso habrá que seguir esperando.

Pablo Ferrer

[email protected]