La verdad es que empiezo a estar un poco harto de los medios tradicionales, de los señores de la prensa. Sí, siempre he defendido a la prensa vegetal, la de papel, a pesar de que en Hispanidad anunciamos antes que nadie que la prensa vegetal está muerta. Y también hemos dicho que no se confundan: la prensa-papel de hoy es la mejor prensa de la historia -muy especialmente, la prensa española-.

Sí, la mejor, no la peor. La más documentada, la más cuajada. Las mejores cuadrigas de caballos también fueron las últimas, a las que destruyó la peor máquina de vapor, la primera. La prensa vegetal actual es la mejor, sólo que está muerta.

Pero la prensa vegetal de hoy no es independiente, aunque sus editoras sean más grandes que nunca. No puede ser independiente, porque está quebrada. Y cuando estás quebrado y, sobre todo cuando eres un multimedia que has crecido demasiado en poco tiempo, no puedes ser independiente. Necesitas del apoyo del poder político y de los grandes bancos.

Éstos, para que no te ejecuten como ejecutarían a cualquier otra empresa con las pérdidas de la prensa actual; aquéllos, el Gobierno, para que presionen a los bancos y no te ejecuten, y para que te sigan concediendo licencias de televisión, que es donde ahora está el negocio… aunque dejará de estarlo en algunos años.

La única prensa libre que existe hoy es la internetera, la denostada prensa digital, formada por miles de células diminutas en lugar de por una media docena de megagrupos.

La verdad siempre circula por canales pequeños, por los desprestigiados confidenciales de Internet, por la prensa independiente de la Red. Metemos la pata, claro, pero sólo somos esclavos de nuestras propias convicciones. Y esa esclavitud es verdaderamente libertaria.

En concreto, me cabrea que los grandes multimedia repitan que la prensa independiente de internet les copiamos, cuando lo que sucede es justamente al revés. Es la prensa vegetal la que plagia a la digital, eso sí, con mucha más infografía. Ejemplo: Hispanidad fue el primero en denunciar la pantomima etarra con a entrega de armas. Aquí están las pruebas. De inmediato El Mundo se apropió de la información -sin citar, naturalmente- y luego el ABC. Lo del diario de Vocento ya tiene todas las trazas de la desfachatez, porque resulta que hasta emplean (sábado 22) el mismo término empleado por Hispanidad: el 'paripé' de ETA. Sin citar, naturalmente.

Pues bien, lo siguiente que hemos de decir es que el tal paripé etarra, lejos de fracasar, va a triunfar. Triunfará porque las fuerzas vivas, precisamente los precitados señores de la prensa -el Duopolio televisivo de Tele 5 y A3TV y el Duopolio de papel, El País y El Mundo- se han empeñado en dar por bueno el paripé etarra. El PP brama, pero en el fondo acepta. No tienen más que comprobarlo con la pregunta que una afamada periodista, diario La Vanguardia, giró al ministro del Interior durante la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros, del viernes 21. En ella, la creadora de opinión le reprochaba al  ministro que el PP, antaño, exigía a ETA la entrega de las armas, y ahora no se conformaba con el noble gesto de los terroristas. Insisto, lo decía la representante de La Vanguardia, Carmen del Riesgo, presidenta de la Asociación de Periodistas, un medio y una persona no tenidos por radicales etarras. Y así en los corrillos de la sala de prensa, posterior a la Conferencia oficial, informadores de medios vascos moderados, insistían, igualito que los chicos de Bildu, en la prepotencia del ministro Jorge Fernández, por referirse a la "teatralización" de ETA.

Con este caldo de cultivo, la estrategia de ETA, el paripé, tiene éxito: no lo duden.

¿Qué cuál es el siguiente paso de ETA, su siguiente paripé Pues consistirá en recoger el otro guante que le han lanzado. Primero entrega de armas que no es entrega, luego anuncio de disolución que no es tal disolución. Es decir, consistirá en ratificar, con verificadores internacionales, 'of course', la disolución de la banda y su integración en una formación política. O sea, lo que ya hacen de derecho convertirlo en derecho.

Y sí, me temo que han triunfado… gracias a los señores y a los periodistas de la prensa tradicional, a quien con tanto mimo como estupidez, pasa el Gobierno la mano por el lomo.

A todo esto, ¿servirá de algo el pareipé de la entrega de armas y el paripé de la autodisolución Sí, para algo seguro que sirve. Pero recuerden, el 'conflicto vasco' como gustan denominarlo los proetarras, aunque no es un proceso de paz al uso, sino una lucha de un país contra el terror, no se escapa a la ley de oro de toda pacificación: no hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón… y el perdón de nada vale sin el arrepentimiento. Juan Pablo II dixit, y nadie ha conseguido refutarle.

Eulogio López

[email protected]