El problema es que las entidades financieras son el único cauce para cobrar los recibos

Las compañías de seguros han tomado la decisión de no facilitar demasiados datos de sus clientes a las entidades financieras, a través de las cuales cobran sus recibos. De hecho, los bancos se han convertido en el único cauce para hacerlo. ¿Por qué esta medida Pues porque, según fuentes del sector, las entidades aprovechaban esos datos para hacer una contraoferta de sus seguros a esos clientes.

No hay que extrañarse, por tanto, si en el recibo de un seguro médico, por ejemplo, ya no viene el concepto y sólo consta la compañía aseguradora y la cantidad a pagar.

Andrés Velázquez

[email protected]