• Con el 100% escrutado, el Frente Farabumdo Martí logra el 50,11% de los votos en las presidenciales, unas décimas más que ARENA (49,87%).
  • Ambos partidos se proclaman vencedores.
  • En la primera ronda, Sánchez Cerén se impuso por casi diez puntos porcentuales a Quijano.
  • El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Eugenio Chicas, ha reclamado a los partidos que muestren prudencia. 
En El Salvador, los sondeos vaticinaban una victoria del candidato del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén (en la imagen), sobre el candidato de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se han celebrado este domingo 9 de marzo. El último sondeo de intención de voto, realizado entre el 11 y el 16 de febrero por el diario 'Prensa Gráfica', apuntaba a que el gobernante FMLN se impondría en la votación con entre el 55 y el 59 por ciento de los votos

Pues bien, los resultados no han sido tan claros como preveían las encuestas. Según los últimos datos aportados en su página web por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con el 100 por cien de las actas procesadas, el izquierdista FMLN ha logrado el 50,11 por ciento de los votos, con un total de 1.494.144 votos, lo que supone 6.634 sufragios más que el partido derechista ARENA, que logra 1.487.510 apoyos, un 49,87 por ciento. Es decir, unas décimas separan a ambos candidatos.

Por esta razón, el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Eugenio Chicas, ha reclamado a los partidos que muestren prudencia y que ninguno se declare ganador, una petición que ambas formaciones han incumplido. "Vamos al escrutinio definitivo, que arranca mañana (este lunes). Ese escrutinio definirá al ganador", ha afirmado, según recoge el diario 'La Prensa Gráfica'.

Ambos partidos, por tanto, se han adjudicado la victoria. Pero habrá que esperar al Tribunal Supremo Electoral...

En la primera vuelta, Sánchez Cerén se impuso por casi diez puntos porcentuales a Quijano, pero al no haber superado el 50% de los votos obligó a la segunda vuelta.

En lo que respecta a los principios no negociables, Norman Quijano expresó durante la campaña un rechazo rotundo por el aborto y el matrimonio homosexual. Mientras que Sánchez Cerén dijo que estaba "a favor de la vida". Pero no sabemos  lo que piensa sobre el matrimonio gay. 

José Ángel Gutiérrez
[email protected]