• El SMI español es de 645,30 brutos mensuales, si se efectúa en 14 pagas, y 752,85 euros, si se realiza en 12.
  • En el país galo el SMI es de 1.430 euros brutos mensuales y el SMI europeo más alto es el luxemburgués, que es de 1.874 euros.
  • Los sindicatos han presentado una denuncia ante la OIT porque el Gobierno ha vulnerado los derechos en relación a la fijación de salarios mínimos, ya que cada año los fija mediante Real Decreto.
  • La última vez que hizo esto fue en diciembre del año pasado, cuando lo congeló.
  • En el salario medio también hay diferencias, en España es de 1.615 euros al mes, lejos de la media europea (1.936 euros/mes).

Como ya les hemos informado en varias ocasiones en Hispanidad, España tiene uno de los salarios mínimos más bajos de la Unión Europea (UE), sin contar con los de los países de la Europa del Este, cuyo Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no supera los 400 euros mensuales. El nuestro se sitúa en los 645,30 brutos mensuales, si se efectúa en 14 pagas, y 752,85 euros, si se realiza en 12, con lo que está en la línea del de países como Portugal, Grecia y Malta, pero bastante alejado del de Francia (1.430,22 euros mensuales) o del de Luxemburgo (1.874 euros mensuales), por ejemplo.

Además España incumple la Carta Social Europea, como ya les hemos señalado en este medio en varias ocasiones, pues esta recomienda que el SMI sea equivalente al 60% del salario medio. De esta manera en nuestro país el SMI debería ascender hasta los 969 euros para ser el 60% del salario medio (1.615 euros). 

Al hilo de esto, el pasado jueves, los sindicatos, que apuestan por subir los sueldos, Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) presentaron una denunciacontra el Gobierno de Rajoy ante la Organización Internacional del Trabajo(OIT) en Madrid por la vulneración de derechos, relacionados con la fijación de salarios mínimos, los cuales están reconocidos y garantizados por el Convenio 131 de este organismo.

Esta denuncia responde a que cada año el Ejecutivo fija el SMI mediante Real Decreto. Cabe recordar que la última vez que hizo esto fue en diciembre del año pasado, cuando lo congeló. Desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige Fátima Báñez (en la imagen), argumentaron que esta medida respondía al contexto económico y contribuiría a la recuperación, la mejora de la competitividad y la creación de empleo.

De esta forma el SMI está en la línea de la moderación salarial, que tanto promueven Rajoy y Báñez, pero bastante alejado del de nuestro vecinos europeos. Ya hemos comentado las diferencias con el de Francia y con el de Luxemburgo, pero también existen con otros muchos países. En Alemania, el SMI es de 1.360 euros; en Reino Unido, 1.264€; en Holanda, 1.469€; y en Bélgica, 1.502€.

Pero no se puede olvidar que en el salario medio también hay diferencias, en España es de 1.615 euros al mes, con lo que nos quedamos lejos de la media europea, que se sitúa en los 1.936€/mes. Además también se queda a mucha distancia del de países como Francia (2.130€/mes), Alemania (2.421€/mes), Reino Unido (2.321€/mes), Holanda (2.435€/mes) o Bélgica (2.509€/mes). De nuevo, Luxemburgo lidera el ranking con el salario medio más alto, pues es de 3.079€/mes. En esta clasificación, España se aleja de Malta (1.163€/mes), Grecia (1.078€/mes) y Portugal (1.078€/mes). Los salarios medios de la Europa del Este son inferior a los 800 euros, solo Eslovenia (1.207€/mes) es la excepción.

Todo esto guarda relación con la última decisión que tomó el pasado jueves el Banco Central Europeo (BCE), pues acordó mantener el tipo de interés en el 0,25%, debido a que los últimos datos económicos confirman una "moderada recuperación". La medida adoptada por la entidad que preside Mario Draghi aboga por el fortalecimiento del euro, lo que perjudica a las exportaciones y beneficia a las importaciones. Además no podemos olvidar que sobre Europa se extiende un manto un tanto peligroso y es que está en riesgo de deflación.

Los salarios son de vital importancia, pero en España ya son bastante bajos, por lo que lo mejor es que dejen de tener esta tendencia, para que se recupere la demanda interna. Pero no solo necesitamos que sean más altos para reanimar el consumo, sino que sean dignos y así evitar la peligrosa economía sumergida, que en nuestro país es bastante elevada.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, aclaró que la moderación salarial que recomendó a España se refiere a la importancia de contener los costes laborales unitarios, no a una bajada de los salarios. Menos mal señor Rehn, porque ya son demasiado bajos, a ver si le hace caso el Gobierno, a quien el tema de las cuotas sociales le preocupa bastante y no está dispuesto a bajarlas porque sirven para pagar las pensiones y los subsidios de desempleo. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, también apuesta por la bajada de estas cuotas.

Cristina Martín

[email protected]