• Sin embargo, el beneficio bruto aumentó un 17,3%.
  • Y es que el resultado financiero descendió un 33,7%.
  • En resumen: las empresas continúan desapalancándose pero al mismo tiempo no logran vender.
  • Y en cuanto a la banca, el margen de intereses bajó un 9,6%.
  • El negocio bancario ha dejado de ser negocio.

El resultado de explotación de las empresas no financieras que cotizan en bolsa cayó nada más y nada menos que un 15,7% en el primer semestre del año. Sin embargo, su beneficio antes de impuestos aumentó significativamente, hasta un 17,3%, esto es, de los 9.702 millones de euros de beneficio bruto en 2012, han pasado a un beneficio de 11.377 millones de euros, según un informe publicado este miércoles por la CNMV.

¿Cómo se explica que su resultado de explotación -que mide su actividad propiamente dicha- bajara un 15,7% pero el beneficio bruto subiera un 17% Porque el resultado financiero descendió hasta un 33,7%, esto es, ha pasado de -9.219 millones de euros en 2012 a un resultado financiero de -6.111 millones en la primera mitad de 2013.

En resumen: las empresas no financieras continúan desendeudándose, aunque es cierto que el esfuerzo mayor lo realizaron en 2012. Lo más preocupante es que no logran vender, es decir, reactivar su actividad. Si no vendes no facturas y si no facturas no ganas.

La banca es otra historia, no ya por las peculiaridades del sector, sino porque ya en 2012 tuvo que afrontar un fuerte saneamiento para cumplir con los sucesivos decretos Guindos. En cualquier caso, los datos no son buenos, sobre todo el margen de intereses, que bajó un 9,6% en lo que va de año. Está claro que el negocio bancario ha dejado de ser negocio.

Pablo Ferrer

[email protected]