Sr. Director:

La Junta de Andalucía distribuye una guía para que las mujeres se masturben, asegurando que la misma está financiada con dinero público, -por supuesto que la Ministra de Igualdad no la va a pagar de su bolsillo-.

Sí, no me he equivocado, ni me he vuelto loca lo acabo de leer en el diario ABC. Ahora, aclaran antes que nada, que la masturbación es optativa. Las personas que tengan algunas ideas morales que les prohíban su práctica y no deseen la masturbación no tienen por que hacerlo, sobre todo porque es una actividad que controlamos, como cualquier otra cosa, sin grandes esfuerzos de la voluntad. -No, sí les parece que también te obliguen, aunque quién sabe después de ver lo que estamos viendo cualquier día, veremos por donde salen-.

Bueno y porque no les voy a seguir escribiendo algunos de los argumentos que aparecen, ya tendrán los lectores oportunidad de verlo.

Estos gobernantes que nos han tocado en suerte, ¿piensan que las mujeres somos tontas y necesitamos que ellos nos reeduquen?

En lugar de ocuparse del paro que es el problema que más preocupa a los españoles porque les llega directamente al bolsillo y a la vida de las personas, a su estado anímico, a su proyecto personal, familiar y social y que salga la Ministra Aído con ésta. ¡Esto es muy grave!

Lo que ocurre en este país no es de personas normales, están todos enfermos y lo peor que como los ciudadanos no nos demos prisa y actuemos, ya estamos en la ruina económica, pero van a acabar también con la ruina moral de la que siempre ha gozado España.

Nieves Jiménez

[email protected]