• Y en parte -y por los intereses de una deuda creciente- el Estado, en esa misma fecha, ya incumple el objetivo de déficit previsto para el conjunto del año.
  • El peso de las pensiones y del subsidio de paro pone a la SS contra las cuerdas: en relación al año pasado, las cotizaciones sociales se redujeron un 2,78%, mientras que el gasto en pensiones y prestaciones contributivas subió un 3,94%.
  • El déficit del conjunto de la Administración General del Estado, CCAA y Seguridad Social se situó en octubre en el 4,87%, lejos del objetivo del 6,5% fijado para 2013.

Una vez más nos intentan disfrazar la realidad, pero tenemos que estar atentos para que no nos den gato por liebre. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha dado a conocer este lunes los datos de la ejecución presupuestaria del mes de noviembre, según los cuales la Seguridad Social (SS) registró un saldo positivo de 943 millones de euros. Si nos detuviéramos en este dato, sin más, podríamos decir que es positivo, pero nada más lejos de la realidad, y es que hay que seguir leyendo para comprobar que la situación no es para tirar ningún cohete, sino para preocuparse.

La Seguridad Social tiene un problema bastante serio, pues el Estado ya le ha transferido 15.270 millones de euros hasta el mes de noviembre. Es decir, que si a esta cuantía le descontamos el saldo positivo registrado (943 millones de euros) obtenemos 14,327 millones de euros. Una diferencia que supone el déficit de la SS, que ya supera los 14.000 millones de euros que estaban previstos para 2014, como contó a Hispanidad la ministra de Empleo ySeguridad Social, Fátima Báñez.

El peso, que es cada vez mayor, de las pensiones y de los subsidios de desempleo pone a la Seguridad Social contra las cuerdas. Pues si comparamos la situación de este año con la del año pasado, podemos comprobar que las cotizaciones sociales se redujeron un 2,78%, situándose en 90.110.85 millones de euros, mientras que las pensiones y prestaciones contributivas crecieron un 3,94%.

Es decir, que los ingresos fueron inferiores a los gastos que tuvo la SS y esto se debe fundamentalmente a que en España se está dando un envejecimiento de la población, y a que no se aprecia creación de empleo.

Por el incremento del gasto en intereses y las altas transferencias a la Seguridad Social, el Estado arrojó un déficit del 3,96% del PIB en noviembre, según los datos publicados este lunes por el Ministerio deHacienda y Administraciones Públicas. Si a eso le unimos el incremento de los intereses de la deuda pública, nos encontramos con que el Estado incumple ya el objetivo de déficit fiscal que tenía comprometido con Bruselas para todo el año (3,8%), pues lo ha superado en casi dos décimas, alcanzando los 40.606 millones de euros. Marta Fernández Currás (en la imagen), secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, ha asegurado que, aunque se haya pasado en noviembre el objetivo previsto para 2013, se conseguirá cerrar el año en diciembre cumpliendo dicho objetivo.

Además el ministerio, del que es titular Cristóbal Montoro, ha publicado este lunes los datos en contabilidad nacional correspondientes al mes de octubre. Según los cuales, el déficit del conjunto de la Administración central, Comunidades Autónomas (CCAA) y Seguridad Social se situó en el décimo mes del año en el 4,87% del PIB, lejos del objetivo del 6,5% fijado para 2013.

Cristina Martín

[email protected]