• La pregunta es: ¿Piensa la vicepresidenta primera del Gobierno que el aborto es un asesinato
  • Lo cierto es que, en efecto, la vicepresidenta del Gobierno es la más abortista de todo el gabinete.
  • Evita cualquier pregunta sobre la vida aludiendo a la "enorme sensibilidad" social que existe sobre el aborto. Sobre todo la del 'nasciturus'.
  • Y le sigue dando la palabra a los medios progres: preguntas presuntamente duras pero fácilmente respondibles.
  • Y claro, de esta forma, hasta el abortero Gallardón resulta defensor de la vida ante el resto del Gobierno.
  • El Gobierno Rajoy es abortista, y los pocos miembros que no lo son unos cobardes que callan como conejos. 

Tras el Consejo de Ministros del viernes 24 de enero, a la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen), los periodistas le preguntaron por la reforma del aborto, del ministro Gallardón.

La vicepresidenta le concede el micrófono a periodistas de medios 'progresistas', especialmente al representante de El País, Carlos Cúe. A este representante de Hispanidad, jamás, naturalmente. Se supone que esos medios progresistas y aborteros realizarían las preguntas más 'difíciles' y aviesas de todas, dado que creen en el "derecho al aborto". Es al contrario. Soraya, abortera de pro, la más antivida de todo el Gobierno, a pesar de su casi reciente maternidad, se muestra encantada con la progresía, dado que los aborteros siempre hablan de la ley del aborto, nunca del aborto en sí mismo. Y así, el preciado representante de El País se refirió a la soledad política de Gallardón en el PP. En efecto, el titular de Justicia se ha convertido hoy en el patito feo del PP, no porque sea provida, sino porque el resto del Gobierno son más antivida que él. Y los que lo son, callan con cobardía.

La técnica consiste en no hablar del aborto, sino de la ley del aborto y la batalla política consiguiente. La pregunta que le hubiera hecho Hispanidad a Sáenz de Santamaría, si alguna vez nos concediera la palabra, es la siguiente:

-¿Cree usted que el aborto es un asesinato

Muy al pelo porque cuando Gallardón se ha atrevido a decirle a la socialista  Elena Valenciano que existen los derechos del 'nasciturus', la 'crisóstomo' socialista le ha acusado de llamar asesinos a los aborteros y le ha exigido disculpas.

Pero Soraya no habla del aborto sino de la ley del aborto, y cuando alguien le pide su opinión personal no habla del aborto, es decir, del asesinato colectivo y promovido con dinero público, sino de la ley de aborto, es que cosa muy distinta y que le permite hablar de la enorme sensibilidad social sobre el aborto. Por supuesto, que sí, señora Soraya: sobre todo por parte del 'nascitirus'.

En definitiva, el PP se divide en abortistas de corazón, es decir, homicidas, y provida. Sólo que estos se están comportan como cobardes y callan como conejos.

Eulogio López

[email protected]