• Y en el entretanto, el vicepresidente de la Comisión Europea se niega a absolver a los astilleros españoles de la devolución de las ayudas.
  • Se ha convertido en hábito que los aspirantes a comisarios encabecen la lista a las elecciones europeas.
  • En medio del caso Bárcenas, y contra el deseo de Rajoy, ya hay demasiados ministros que buscan nuevos destinos.

Puede que el caso Bárcenas quede en nada, y la idea de Mariano Rajoy pasa por agotar la legislatura y por, como dicen en Moncloa, que el acusador Bárcenas tenga que demostrar la culpabilidad de los acusados y no éstos su inocencia. Algo que choca con la decisión de la Fiscalía de que comparezca la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal.

Las medidas de ajuste y el escándalo del ex tesorero están agotando a muchos ministros.

Por ejemplo a Miguel Arias-Cañete, titular de Agricultura, al que Mariano Rajoy está agradecido por haber ejercicio la oposición económica durante la primera legislatura de Zapatero, cuando muchos en su partido querían sustituirle.

En principio, será Rajoy quien nombre al futuro comisario y es costumbre en Europa que éste haya encabezado la lista de su partido al Parlamento Europeo. En definitiva, ¿quién encabezará la lista del PP, Mayor Oreja o Arias Cañete

Además, España debe replantearse su papel en la Comisión que preside Durão Barroso. En la mañana del jueves, Joaquín Almunia saludaba con frialdad al ministro Soria en Bruselas, quien iba acompañado de tres presidentes de comunidades autónomas (Galicia, Euskadi y Asturias), afectados por la devolución de las ayudas recibidas por los astilleros; una devolución que puede poner en peligro la supervivencia del sector. Y Almunia les echó un jarro de agua fría: en principio tienen que devolverlas. Las tienen que devolver los inversores, pero eso poco ayuda al futuro del sector.

Hay cansancio en el PP tras una gestión áspera y algunos ministros y altos cargos ya buscan nuevos destinos, también en el sector privado.

Eulogio López
[email protected]