• En el PP sospechan que el ministro de Justicia quiere liderar una opción política distinta: la suya al frente del partido.
  • Por su parte, Esperanza Aguirre sopesa crear un partido político con Alejo Vidal-Quadras y otros marginados del PP.
  • Las portadas de El País y El Mundo de este martes se verán multiplicadas por el efecto televisión.
  • Otra 'curiosidad': Florentino Pérez (amigo de Gallardón) tampoco aparece en los papeles de Bárcenas, y fueron filtrados a El País, medio afín a Rubalcaba (amigo de Florentino).
  • Este puede ser el principio del fin del aznarismo.

El Gobierno de Mariano Rajoy está atravesando su peor momento desde que llegó al poder a finales de 2011. Sin duda, la crisis económica y el aumento del paro son dos causas importantes, pero a éstas hay que añadir los casos Gürtel y Bárcenas, que están golpeando con fuerza al Partido Popular. Y si no, miren las portadas que este martes han publicado El País y El Mundo.

El diario de PRISA ha recordado el bodorrio de la hija de Aznar con Alejandro Agag en El Escorial. Uno de los episodios más sonados de la segunda legislatura de Aznar y que ya entonces le valió duras críticas de la oposición y de parte de la opinión pública.

Más dura es la portada de El Mundo: "Escudero y Nasarre admiten los sobresueldos y pagos en efectivo". Y lo es porque, en un primer momento, los dos miembros de PP negaron que cobraran esos sobresueldos. Ahora lo admiten, aunque aclaran que declararon a Hacienda esos cobros.

Se podría pensar que el efecto negativo de estas portadas será mínimo: se trata de prensa de papel, que cada vez tiene menos lectores. No se preocupen. Ya están las televisiones -muy críticas con el Gobierno- para ampliar su repercusión en la opinión pública.

Pero miren por dónde, hay un nombre que no aparece en ninguno de estos casos: Alberto Ruiz Gallardón. Evidentemente, en el PP ya se han dado cuenta de esta circunstancia. De hecho, sospechan que el ministro de Justicia quiere liderar una opción política distinta, esto es, la suya al frente del partido. Para que nos entendamos: Gallardón quiere ser presidente del Gobierno, y para ello debe, primero, liderar su partido. No lo duden, se presentará como el único -o uno de los pocos- que no ha cobrado sobresueldos.

Será casualidad o no, otra de las personas que no aparecen en los papeles de Bárcenas es Florentino Pérez. El presidente de ACS y del Real Madrid es muy amigo de Gallardón, y es de los pocos constructores -hablamos de los grandes constructores- que no están retratados en la contabilidad B del PP. Otra 'curiosidad': los papeles de Bárcenas fueron filtrados al diario El País, medio más que afín de Alfredo Pérez Rubalcaba, a su vez, amigo íntimo de Florentino Pérez.

Por cierto, Esperanza Aguirre está sopesando la posibilidad de crear un partido político con Alejo Vidal-Quadras y otros peperos marginados. Hace unos meses se pudo ver a la ex presidenta de la CAM por Nueva York buscando financiación  para este fin.

Sea como fuere, estamos ante el posible final del aznarismo. Sí, lo que oyen. Rajoy está donde está gracias al famoso cuaderno azul, aunque más tarde su partido le confirmó como líder en el también famoso congreso de Valencia.

Pablo Ferrer

[email protected]