• Según el político español Ángel Carromero, Oswaldo Payá fue presuntamente asesinado por los servicios secretos cubanos ya que "salió vivo del accidente".
  • Carromero fue acusado de homicidio imprudente en Cuba, juzgado y extraditado a España como un vulgar delincuente.
  • Desde entonces, ni la justicia española ni el Gobierno del PP han hecho nada por esclarecer los hechos.
  • Y Carromero sigue cumpliendo condena en España.
La Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo reclamó recientemente una investigación internacional en el marco de Naciones Unidas por la muerte en extrañas circunstancias -según testigos citados por la familia fue asesinado en Cuba por el régimen comunista- del fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Oswaldo Payá, y del activista Harold Cepero, fallecidos el 22 de julio de 2012 en Cuba, informó Aciprensa.

La petición de una investigación se incluyó en una enmienda fruto del compromiso de los grupos del Partido Popular Europeo (PPE) y los reformistas y conservadores aprobada dentro del informe de derechos humanos en 2012, y que ha recibido el visto bueno de la mayoría de eurodiputados. "La enmienda pide al Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea que promueva que en el marco de Naciones Unidas se realice una investigación independiente", explicó a Efe el eurodiputado José Ignacio Salafranca (PP).

La actitud del PP en el Europarlamento contrasta con la del Gobierno del PP en España. Recordemos los hechos: el 22 de julio de 2012, en Cuba, Oswaldo Payá (en la imagen) y otro opositor, Harold Cepero, viajaban en un coche, conducido por el político español Ángel Carromero, que fue embestido por otro vehículo y les sacó de la calzada. Según Carromero, Oswaldo Payá fue presuntamente asesinado por los servicios secretos cubanos ya que "salió vivo del accidente". "Las enfermeras y un párroco me aseguraron que en el hospital ingresamos los cuatro. Pero Carromero fue acusado de homicidio imprudente en Cuba (por supuestamente salirse de la calzada), juzgado y extraditado a España como un vulgar delincuente.

Ya en España, la justicia española no ha hecho nada por esclarecer la verdad de los hechos. Ángel Carromero sigue cumpliendo condena en España. Y hasta la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, pidió a la Audiencia Nacional española que respete "los principios de la justicia y la verdad" e investigue la muerte de su marido, después de que la Fiscalía rechazase en un informe la admisión a trámite de la querella presentada por la familia del opositor, al constatar que los hechos fueron juzgados en Cuba y que el Gobierno español reconoció "la validez y eficacia" de la sentencia dictada en la isla. 

Pero es que tampoco ha hecho nada el Gobierno del PP, que podía haber indultado a Carromero en Consejo de Ministros y, sobre todo, podía haber hecho lo que ahora pide la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo: una investigación internacional en el marco de Naciones Unidas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]