¿Para qué sirve la Unión Europea ¿Para qué nos sirve la diplomacia española  Esta son las dos preguntas tras la nueva movida de Cristina Fernández de Kirchner contra España. Con tal de fastidiar a Repsol, la cleptómana de la Casa Rosada ha credo un legislación especial para favorecer a la norteamericana Chevron, sustituta de la robada a Repsol: YPF. Gran informe de El economista, edición del martes 15, sobre Chevron y la Casa Rosada.

Con tal de fastidiar a los 'gallegos' la chiflada Kirchner prefiere incomodar a Ecuador a quien los norteamericanos, el Imperio, debían 19.000 millones dólares al también bolivariano, y más peligroso que Kirchner, Rafael Correa.

Es igual, a doña Cristina la cleptómana, lo único que le preocupa es dañar a España, aunque sea en favor del pérfido 'enemigo imperialista': Estados Unidos. Es una obsesión que está cundiendo en toda Hispanoamericana.

Dicho esto, ¿qué ha hecho la Unión Europea para proteger a la empresa española de las violaciones de todo tipo de derecho de argentina Nada. ¿Qué ha hecho la diplomacia española que lidera el ministro Margallo Hablar mucho pero no hacer nada. Mientras, eso sí, los españoles tenemos que soportar la presión de la embajada norteamericana y de los fondos de inversión que se han venido lucrando con el dinero de todos los españoles, a través de las subvenciones públicas a la energía verde.

 En definitiva, la mala reforma energética presentada por el ministro Soria el pasado viernes demuestra varias cosas:

1.La debilidad, no ya de España, sino de Europa, para proteger sus intereses en el mundo.

2.La sinvergoncería norteamericana que se lucra con las renovables españolas al tiempo que se aprovecha de la expropiación-robo de YPF.

3.La política energética española constituye el vivo ejemplo de lo que ocurre con una economía subvencionada. Desde el momento en que se sobrevive gracias a las subvenciones públicas -convertidas en 'derechos', según la curiosa interpretación del pensamiento progre dominante- toda medida que se promulgue resultará injusta o, al menos, impugnable ante los tribunales.

4.Eso en el interior. En el exterior, resulta que el invertir es abrir las puertas al chantaje. Doña Cristina constituye el arquetipo.

Eulogio López

[email protected]