• En los primeros nueve meses del año, el margen de intereses de Santander, BBVA, Sabadell y Bankia en nuestro país ha bajado una media del 17,8%.
  • Sólo La Caixa ha registrado un aumento del 3,2%.
  • La morosidad no da tregua y continúa escalando. Sólo Santander y BBVA la sitúan por debajo del 11%.
  • Y suben las comisiones menos en Santander y Bankia.

A la vista de los resultados trimestrales de las principales entidades financieras españolas -salvo el Popular, cuyas cifras conoceremos este jueves- podemos afirmar que el negocio típico de la banca en nuestro país se cae hasta niveles preocupantes. En otras palabras: el negocio bancario ha dejado de ser negocio en España.

Hablamos del margen de intereses, esto es, la diferencia entre los intereses que cobran las entidades por las inversiones crediticias y financieras, menos los intereses que pagan a los clientes y demás prestamistas por el dinero que éstos depositan en ellas. Junto con las comisiones y las inversiones de capital, el margen de intereses es la principal fuente de ingresos de los bancos.

Dicho esto, vemos que en los primeros nueve meses del año, Banco Santander, BBVA, Sabadell y Bankia han registrado un importante retroceso del margen de intereses. Concretamente, el del banco que preside Emilio Botín ha caído un 17,9%, el del BBVA un 19,5%, el del Sabadell un 4,6% y el de Bankia un 29,2%. Sin duda, unos datos preocupantes que sólo Caixabank ha logrado evitar con un aumento del 3,2% de su margen de intereses.

Las comisiones constituyen otra de las principales fuentes de ingresos de las entidades. Pues bien, menos Banco Santander (-5,6%) y Bankia (-8,6%), todos los demás bancos han registrado aumentos. Así, Sabadell las ha aumentado un 21,3%; Caixabank un 4,1% y el BBVA un 2,6%.

Otro aspecto que preocupa, y mucho, a los bancos: la morosidad. No para de aumentar aunque las entidades afirman que se debe a la disminución de los créditos y no a la mayor entrada de impagados. Sea como fuere, sólo el Santander (6,4%) y el BBVA (6,2%) tienen una morosidad por debajo del 11%.

De menor a mayor, en los nueve primeros meses del año, Caixabank ha registrado un 11,4% de mora, Sabadell un 12,6% y Bankia un 13,6%. La morosidad del sector en agosto se situó en el 12,12%, un nuevo récord histórico.

En resumen: el negocio bancario, de momento, ha dejado de ser negocio en España y la reestructuración del sector no está, ni mucho menos, concluida.

Pablo Ferrer

[email protected]