Asimismo, apuesta por aumentar la edad de jubilación hasta los 70 años y establecer un periodo mínimo de cotización de 40 años para poder cobrar el 100% de la pensión.El Instituto de Estudios Económicos ha opinado sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2014. En opinión de este organismo, las previsiones macroeconómicas sobre las que se apoyan los PGE-2014 son "realistas".

"Esto constituye -añade el IEE- un buen punto de partida de cara a la credibilidad y a la confianza que estos deben inspirar en un contexto como el actual, dada la vulnerabilidad que se deriva de nuestro elevado nivel de deuda, que para el próximo año se situará cerca del 100% del PIB, elevándose en más de diez puntos para el conjunto de las administraciones desde lo previsto en los PGE de 2013.

Este problema va a exigir un firme e inquebrantable compromiso del Gobierno con la consolidación presupuestaria durante los próximos años y, sin duda, va a suponer un freno a la capacidad de crecimiento económico durante un largo periodo de tiempo".

Según el informe presentado por el IEE, la ausencia de tensiones en los mercados financieros y el retorno de los flujos procedentes del exterior han contribuido a la rápida estabilización de la primera mitad del año, lo que ha llevado a que tanto los organismos internacionales como las instituciones privadas, mejoren las previsiones de crecimiento del PIB el año próximo, en línea, o incluso superior, al 0,7% proyectado por el Gobierno en el cuadro macroeconómico que acompaña a los PGE-2014.

En opinión del IEE, del Presupuesto de gastos se pueden extraer dos conclusiones: en primer lugar que son "alcanzables", ya que las partidas más relevantes sobre las que el gobierno no puede influir -sin realizar cambios regulatorios-, es decir pensiones, prestaciones por desempleo y gastos financieros, han sido calculadas de una "manera realista".

La segunda conclusión -añade el IEE- es que "el esfuerzo del Gobierno en reducir el gasto en estas Cuentas ha sido nulo, exceptuando el proyecto de reforma de las pensiones. Por lo tanto, se fía el cumplimiento del objetivo del déficit al aumento de los ingresos derivados de la mejoría de la actividad económica y de medidas que suponen un incremento de presión fiscal.

Debemos insistir, una vez más, en la necesidad de reformar completamente la Administración Pública para reducir su tamaño, hacerla más eficiente e introducir incentivos en la gestión de personal.

Asimismo deben replantearse muchos programas de gasto y algunas prestaciones sociales, entre ellas la prestación por desempleo". En ese sentido, el Instituto de Estudios Económicos apuesta por aumentar la edad de jubilación hasta los 70 años y establecer un periodo mínimo de cotización de 40 años para poder cobrar el 100% de la pensión.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]