Para ello podría modificar el impuesto de circulación

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha afirmado este miércoles, en el primer Foro Anfac y PWC, que el Gobierno modificará el tratamiento fiscal de los vehículos que contaminan más. Es decir, que subirán los impuestos, aunque Ferre ha admitido que, en lugar de subir impuestos, la modificación podría suponer bajar los tributos a los coches menos contaminantes. Tranquilos, nadie se lo cree.

El número dos de Hacienda ha explicado que el Gobierno ha encargado un estudio a un grupo de expertos independientes -qué manía tiene este Gobierno con los expertos independientes que, por cierto, suelen salir carísimos- para establecer la mejor manera de aplicar esta modificación fiscal. En febrero o marzo de 2014 conoceremos el informe.

Preguntado sobre la aplicación de esta reforma fiscal, Ferre ha admitido que lo más lógico sería aplicarla sobre el uso del vehículo, es decir, sobre el impuesto de circulación -que recaudan los ayuntamientos- y no sobre la adquisición del vehículo, es decir, sobre el impuesto de matriculación.

Sea cual sea el resultado final de ese trabajo, durante su intervención, Ferre ha dado con la idea clave: la imposición medioambiental en España es baja comparada con otros países de la Unión Europea. Ahí queda eso.

Pablo Ferrer

[email protected]