• En sustitución de Javier Monzón, quien no entra en los planes de Eduardo Serra y del ministro Morenés.
  • Planes para crear al gran conglomerado militar-industrial español, para el que necesitan a INDRA, la parte más rentable de todo el entramado.
  • Hernández Mancha mantiene buenas relaciones con Mariano Rajoy y cuenta con el apoyo entusiasta de Dolores de Cospedal.
  • Y en Indra ya cunden las divisiones: los hay que apoyan a Monzón y otros a su segundo, Javier de Andrés.

Se avecinan movimientos en Indra. El actual presidente, Javier Monzón, no entra en los planes de Eduardo Serra y del ministro de Defensa, Pedro Morenés. Como ya hemos adelantado en Hispanidad, estos planes consisten en crear un gran conglomerado militar-industrial español. Para ese conglomerado necesitan a Indra que, además, es la parte más rentable de todo el entramado.

Pero vayamos con el personaje. Antonio Hernández Mancha (en la imagen) cuenta con dos apoyos muy importantes: el del propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el que mantiene buenas relaciones y el de la secretaria general del Partido Popular, Dolores de Cospedal que le apoya de manera entusiasta.

¿Y qué ocurre en Indra Pues que ya cunden las divisiones entre los que están con Monzón y los que, por el contrario, apoyan al consejero delegado, Javier de Andrés.

Y todo esto no empaña la labor que ha desempañado Javier Monzón desde que en 1993 se pusiera al frente de Indra y la convirtiera, durante estos años, en un referente internacional dentro del sector de la ingeniería.

Miriam Prat

[email protected]