• Supone la rendición total de Rajoy ante el duopolio A-3 y Tele 5.
  • El ministro Soria explica a Hispanidad que se cumplirá el fallo del Supremo. Eso significa retirar los nueve canales y no sacar ninguno a concurso.
  • Ya saben: 3 canales menos para A3 TV (8), 2 para Tele 5 (8), dos para Unedisa (4) y dos para Vocento (4).
  • El más perjudicado es 13TV, que tendrá que seguir compitiendo en desventaja con los beneficiados por Zapatero.
  • Y es que el PP ha entrado ya en proceso electoral y necesita el apoyo de los señores de la Prensa.
  • ¿Y el pluralismo Bien, gracias. 

Me quedo de piedra, pero me lo dice el ministro de Industria, José Manuel Soria, el ministro del ramo, así que habrá que creerlo: "El Gobierno no tiene intención de sacar a concurso nuevos canales de TDT". Hasta ahora, el Ejecutivo había filtrado, una y otra vez, que iba a quitarle canales a los favorecidos por Zapatero (A3 TV, Tele 5, Unedisa y Vocento) y que abriría un concurso para nuevos competidores, probablemente de 3 canales.

En concreto, a Lara se le quitaban tres canales (de un total de 8, tras su fusión con La Sexta), a Berlusconi, 2 (de un total de 8, tras su fusión con Cuatro), a El Mundo, 2 y a ABC otros dos. Es lo que mandaba el Tribunal Supremo.

Al final, Tele 5 y A3 TV se salen con la suya, aunque no del todo. El ministro Soria asegura a Hispanidad que se cumplirá con lo dicho por el Supremo y que, además, "el Gobierno no tiene previsto sacar a concurso ningún canal".

Es decir, el Gobierno molestará un poco, pero no mucho, al todopoderoso duopolio Lara-Berlusconi y otro poco a los jetas de Unedisa y Vocento, que recibieron cuatro canales y han fracaso en la explotación de todos, así que los realquilan a terceros. Un chollo por ser un regalo administrativo para dos empresas quebradas, como son las editoras de El Mundo y del ABC.

¿Y quién es el perjudicado La Conferencia Espiscopal, principal accionista de 13TV, el único canal generalista que ha conseguido abrirse un hueco pero, eso sí, compitiendo con un coste añadido, dado que debe abonar el alquiler al diario El Mundo. Intereconomía también paga alquiler pero Intereconomía es un grupo muerto. Y eso que el Ejecutivo, vía vicepresidenta, les había prometido a ambos -13TV e Intereconomía- ese canal.

A fin de cuentas, ¿a quién le importa el pluralismo La idea marianista con 13TV es la misma que con el voto católico: a éstos puedo arrearles fuerte porque no tienen otro remedio que votarme a mí.

Y, por supuesto, no habrá publicidad, sino mínima, en RTVE para que no se enfaden los señores Lara y Berlusconi. A fin de cuentas, tener a los señores de la prensa de tu lado es muy útil. Por ejemplo, ahora, el Gobierno intenta que José Manuel Lara les pague el favor comprando El Mundo y cargándose a Pedro J. Ramírez.

Miriam Prat

[email protected]