• Belén Romana ha optado por paquetizar las compras, lo que implica vender a más bajo precio.
  • No obstante, los fondos compradores se aprovechan de la situación y presionan a la baja.
  • Además, los bancos están vendiendo más pisos propios que los que comercializan del banco malo, a pesar de las comisiones que perciben.

A 30 de junio, la SAREB, es decir, el Banco malo había vendido 150 millones de euros en unas 1.500 viviendas. Según el plan de negocio de la entidad que preside Belén Romana (en la imagen), resulta que lo previsto era vender 1.500 millones de euros durante este primer año.

Además, sorprende que los bancos individuales, muchos de ellos socios de la SAREB, estén vendiendo inmuebles propios a mucho mejor ritmo, y eso que las comisiones que ofrece la SAREB a las entidades para que coloquen sus antiguos inmuebles resultan apetitosas.

Belén Romana busca recuperar el terreno perdido a costa de paquetizar su activos: oficinas, paquetes turísticos, centros comerciales, vivienda de costa, etc. Así se podrían colocar a fondos que compran eso sí, a bajo precio. El problema es que los fondos compradores exigen activos a precio regalado y tampoco se trata de eso aunque uno sea un banco malo, caramba.

Miriam Prat

[email protected]