• Justo lo que piden los bancos candidatos a quedarse con NCG Banco, con el BBVA a la cabeza.
  • Pero el ministro Guindos está retrasando la aprobación de la nueva normativa.
  • Si no se llegara a aplicar el modelo italiano, a partir de enero de 2014 los bancos tendrían que restar un total de 50.000 millones de euros de su capital principal.

El informe preliminar de la troika -el definitivo se publicará en noviembre- pide a las autoridades que continúen vigilantes, ya que "el entorno económico general sigue pesando sobre el sector bancario". "Tanto el sector público como el privado tienen que reducir sus saldos de deuda en el futuro, y el ajuste en el sector inmobiliario todavía está en marcha. Ambos elementos todavía impactan en las perspectivas de rentabilidad de los bancos", afirma.

Pero tal vez lo más llamativo del texto es la petición del FMI para reforzar el capital de la banca convirtiendo los activos fiscales diferidos en créditos fiscales que refuercen el capital. En plata: la institución que dirige Christine Lagarde (en la imagen) apoya el modelo italiano de los créditos fiscales. Justo lo que quieren las entidades que optan a quedarse con NCG Banco, el BBVA a la cabeza.

Normativa que el ministro de Economía, Luis de Guindos, está retrasando hasta después de la subasta de la entidad gallega. Pero cuidado, que si no se llegara a aprobar, el uno de enero de 2014, los bancos tendrían que restar un total de 50.000 millones de euros de su capital principal. Algunas entidades quedarían por debajo del 9% exigible. Pero tranquilos. Guindos sacará adelante la normativa antes de Noche Vieja.

Pablo Ferrer

[email protected]