¿No son maravillosos La solución del Fondo Monetario Internacional (FMI) para los problemas de España es reducir los salarios un 10%. Precisamente España, país con un salario medio que la mitad del británico y con un salario mínimo que es menos de la mitad del francés… y bajando. Eso sí, no bajan los impuestos laborales que pagan los empresarios. Si la competencia global consiste en ganar productividad a costa del trabajador y de los sueldos de autónomos, la figura clave para el siglo XXI, y de autoempleadores en general.

Además, ¿se han vuelto locos los chicos de Christine Lagarde (en la imagen) ¿Es que no saben que el principal problema de la economía española es la brutal caída del consumo privado

Y luego está el pequeño detalle de que el FMI no discrimina entre salarios bajos, medios y altos. A las clases medias ya se les ha exigido un esfuerzo salvaje con la subida del IRPF, que en un salario de 40.000 euros supuso -el 1 de enero de 2012, por mor del señor Montoro- una reducción de salarios próxima al 20%. Así, de golpe. Al parecer el FMI quiere que hagamos 'dumping' social.

Por no hablar del empleo sumergido y las retribuciones en 'B' que han provocado unos salarios bajos unidos a unos impuestos laborales altísimos. Por eso, los salarios españoles son bajos respecto a Europa mientras los costes laborales son más o menos "homologables".

Como para mandarle a freír espárragos al FMI. No, lo que debe subir es el salario mínimo (754 euros brutos al mes por doce pagas) que es una vergüenza. Es decir, justo lo contrario de los que aconseja el FMI. Un consejo para la señora Lagarde: pruebe usted a cobrar como un español.

Eulogio López

[email protected]