• Y esta vez Florentino no cuenta con un Mouriño para detener la rebelión (aunque consiguiera lo contrario).
  • Eso sí, los hombres de confianza de Pérez aseguran que la renovación de Ronaldo no está en entredicho.
  • Y Televisión española sobrepone el fichaje a los tres goles de Messi frente al Valencia.
  • El Gobierno Rajoy tampoco ve con buenos ojos estos carísimos fichajes galácticos.

Son 91 millones de euros aunque en Reino Unido hablan de 100, y los palmeros de don Florentino en la prensa española recuerda que Cristiano Ronaldo costó 94 millones... y eso sin contar con el IPC al alza. En cualquier caso, un insulto a quienes sufren la crisis económica en España.

De paso, con el fichaje de Bale, en la imagen, Florentino asume la rebelión creciente del vestuario, de donde están saliendo jugadores que querían quedarse en el Madrid y que eran fijos con Mouriño, como el alemán Özil.

Los próximos a Florentino aseguran que la renovación de Ronaldo va sobre ruedas pero lo cierto es que, ahora mismo, Pérez no dispone de un Mouriño como muro de contención del banquillo contra el presidente. Es cierto que, al final, más que un muro de contención, Mouriño se convirtió en un pirómano, pero dejemos eso.

Y es cierto que los grupos editoriales más fuertes de España, PRISA y Unedisa, miman a Florentino, pero no así otro grupo muy influyente: la TV pública. En el telediario de las 15.00 dos horas después de la presentación del galés, se contraponía el fichaje de Bale con los tres goles de Messi al Valencia, un jugador más barato y de eficacia probada, aunque presuntamente defraude a Hacienda. Y es que el Gobierno Rajoy tampoco ve con buenos ojos estos carísimos fichajes galácticos.

De colofón: la cantera del Madrid sigue sin representar nada en el club blanco. Florentino en estado puro.

Miriam Prat

[email protected]