• Si el Gobierno amortiza 6 de los 9 canales de TV, que se atenga a las consecuencias judiciales... e informativas.
  • La idea del Ejecutivo para cumplir la sentencia del Supremo es amortizar 6 canales y convocar concurso para los 3 restantes.
  • Además, Lara y Berlusconi atacarán en Bruselas. Y cuidado, porque están pendientes los 1.200 millones de euros de dividendo digital y una reantenización... que no se hizo.
  • En el PP insisten: nada tienen que perder golpeando a Tele 5 y poco a A-3 TV.
  • Además, mejoraría el pluralismo televisivo, hoy controlado por dos señores de la prensa, uno italiano, y por RTVE, tan crítica con el Gobierno como si gobernara el PSOE.

La iniciativa ha partido del Supremo y ha sido ejecutada por el Gobierno: 9 canales de TV (3 de A-3 TV, dos de Tele 5, dos de Net TV y otros dos de Veo TV) han de ser reasignados o amortizados. El Gobierno tenía una idea: amortizar seis y colocar los tres restantes entre otros operadores, porque lo cierto es que la TV privada en España está controlado por un duopolio: A3 TV y Tele 5. Si lo prefieren, Lara y Berlusconi.

Ahora bien, el duopolio se ha levantado en armas. Advierten que si el Gobierno hace eso le van a freír a demandas y sobre todo, a telediarios. Paolo Vasile (en la imagen), de Tele 5, no se corta: que se atengan a las consecuencias. Lo que se da, aunque mal dado, no se quita. Y también se irán a protestar a Bruselas, pero lo más importante es la pena de telediario, las críticas que le esperan al Gobierno Rajoy como no rectifique.

Ojo, en el PP responden que nada tienen que perder con el enojo de Tele 5-Cuatro, ya ferozmente críticos con el Gobierno, y muy poco con Antena 3 TV. Además, desde la absorción de La Sexta, los ex de Mediapro aún son más radicales y vitriólicos en sus críticas hacia el Ejecutivo Rajoy.

Porque, además, el proyecto gubernamental consiste en adjudicar tres de esos nuevo canales a nuevos operadores. Con ello se ahorrarían un dinero en antenización y, de paso, aumentaría el pluralismo televisivo en TDT. No olvidemos que Zapatero pasó de 4 a 40 programaciones para luego, terminar todo en dos: José Manuel Lara y Silvio Berlusconi.

Ahora bien, el Gobierno lo tiene difícil. En primer lugar, porque la causa última de todo este follón es el coste de la antenización, cuando lo cierto es que no se ha reantenizado. Y no sólo eso: lo cierto es el dividendo digital ha salido hasta el momento por 1.200 millones de euros. ¿Quién pagaría la cuotaparte

Pero lo más temible es la reacción de los damnificados. También de El Mundo (Veo TV) y Vocento (Net TV). Pero sobre todo de Tele 5-Cuatro y de Antena 3-La Sexta.
Pero Mariano Rajoy lo tiene claro: nada espera de Tele 5, informativamente instalado en el radicalismo y poco de Antena 3 TV.

Y ojo, el proyecto de Rajoy es bueno en su origen: si se multiplicaron los canales posibles y se redujeron las opciones a un duopolio, es que algo ha fallado. Que Berlusconi y Lara poseen ocho canales y controlen de forma duopolística el 80% de la información y el 90% de la publicidad es algo que clama... al pluralismo.

Miriam Prat

[email protected]