Sr. Director:
Salgo del INEM decepcionada y desengañada con el subsidio de 420 euros a los desempleados sin prestación.

El problema de la medida es la letra pequeña ya que sólo podrán cobrarlos aquellos parados que hayan agotado su prestación este mes de agosto. Es decir, la inmensa mayoría de parados de larga duración que dejaron de percibir el subsidio mucho antes del 1 de agosto y que llevan meses y años sin cobrar nada no percibirán ni un euro cuando son los que más lo necesitan.

Estos 420 euros anunciados a bombo y platillo parecen una artimaña publicitaria que recuerda a aquella otra de los 400 euros anunciados por Zapatero y que después la mayoría de la gente no cobró o fue en una cantidad muy inferior o tuvo que devolverlos. Este gobierno es especialista en este tipo de maniobras propagandísticas: mucho ruido y pocas o ninguna nuez.

María Pérez Pastor

[email protected]