• Aunque Eurostat mete las ayudas a la banca en el déficit de España a efectos contables, que así asciende al 10,6% del PIB.
  • Pero Bruselas no va a tener en cuenta la ayuda a la banca, es decir, no va a haber que tomar medidas adicionales este año para reducir el déficit.
  • El Gobierno espera una prórroga de dos años, hasta 2016, lo que significa que el nuevo objetivo de déficit para 2013 se situaría en torno al 6%.
  • En comparación, Grecia tiene un 10% de déficit, Irlanda un 7,6%, Portugal (6,4%), Chipre y Reino Unido (6,3%). Mientras que la deuda pública de España asciende al 84,2% del PIB, por debajo de países como Grecia (156,9%), Italia (127%), Portugal (123,6%), Irlanda (117,6%), Bélgica (99,6%) y Francia (90,2%).
El déficit público de España alcanzó en 2012 el 10,6% del PIB -incluyendo las ayudas a la banca, que suman 3,6 puntos-- frente al 9,4% en 2011. Se trata del porcentaje más alto de toda la UE, por delante de Grecia (10%), Irlanda (7,6%), Portugal (6,4%), Chipre y Reino Unido (6,3% cada uno), según los datos validados este lunes por la oficina estadística comunitaria Eurostat.

No obstante, sin contar las ayudas a la banca -que se excluyen en el procedimiento sancionador por déficit excesivo-, el déficit de España se situó en el 7,1%, una décima más  que el último dato ofrecido por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que lidera Cristobal Montoro (en la foto) que lo fijaba en el 6,98%, tras la corrección impuesta por Eurostat a finales de marzo a la cifra del 6,7% anunciada por el presidente Mariano Rajoy en el debate sobre el Estado de la nación.

Eso quiere decir que a la hora de analizar las finanzas de España, Bruselas no va a tener en cuenta la ayuda a la banca, es decir, no va a haber que tomar medidas adicionales este año para reducir el déficit.

Ahora la Comisión tiene que decidir si relaja a España el objetivo del 4,5% para este año y si le da hasta dos años más para llegar al umbral del 3%. El Gobierno espera una prórroga de dos años, hasta 2016, lo que significa que el nuevo objetivo de déficit para 2013 se situaría en torno al 6%. Rehn ha avisado de que la prórroga estará supeditada a que el plan de estabilidad y reformas que el Gobierno tiene previsto aprobar el 26 de abril sea suficiente para afrontar los "desequilibrios excesivos" detectados en la economía española.

En el conjunto de la eurozona, el déficit cayó desde el 4,2% en 2011 al 3,7% en 2012 (del 4,4% al 4% en toda la UE), mientras que el nivel de deuda pública aumentó del 87,3% al 90,6% (del 82,5% al 85,3% en la UE). En contraste, Alemania registró el año pasado un superávit del 0,2% mientras que los déficits más bajos corresponden a Estonia (-0,3%), Suecia (-0,5%) Bulgaria y Luxemburgo (-0,8%).

Por otra parte, España es además el Estado miembro de la UE donde más rápidamente aumenta el nivel de deuda pública (6,8 puntos entre el tercer y el cuarto trimestre del año pasado), hasta situarse en el 84,2% del PIB. Los países de la UE con deuda más alta son Grecia (156,9%), Italia (127%), Portugal (123,6%), Irlanda (117,6%), Bélgica (99,6%) y Francia (90,2%).

José Ángel Gutiérrez
[email protected]