Es el noveno mes consecutivo de pérdidas en las ventas

 

Todos los modos de distribución disminuyen su negocio en tasa interanual. Los pequeños no aguantan.

Para el Gobierno el consumo interno resultaba fundamental para sacar a la economía española de la crisis en que se encuentra. Pese a que se venía insistiendo en que el consumo mejoraba, los datos que ha ido ofreciendo el Instituto Nacional de Estadística (INE) han contradicho sus palabras.

Las ventas en el comercio minorista han caído por noveno mes consecutivo en tasa interanual y en el mes de marzo el descenso ha sido del 7,9%. Las caídas han sido más notables en los productos no alimenticios donde se han registrado descensos del 9,8%, mientras que en los productos alimenticios la caída ha sido del 5,6%.

Este descenso, además, se ha producido en todos los modos de distribución ya que han caído las ventas tanto en las grandes superficies (-12,5%), como en las empresas unilocalizadas (-8,5%), como en las pequeñas cadenas, donde las ventas menguaron un 8,2%.

Si a esto se le suma que el Euríbor sigue escalando y ya se encuentra en porcentajes no vistos desde hace un par de años, todo hace indicar que el consumo seguirá disminuyendo. Y además, el paro roza los cinco millones. A ver quién puede comprar algo.

Juan María Piñero

[email protected]