• "La información disponible, todavía parcial e incompleta, sería coherente con una estabilización, o incluso con un leve avance del producto en el periodo julio-septiembre", afirma la entidad.
  • El Banco de España también destaca el hecho de que la economía española haya moderado su caída intertrimestral en tres décimas en el segundo trimestre del año y que el ritmo de destrucción de empleo también se haya "atenuado".
El Banco de España se ha atrevido a decir este jueves en su boletín económico del mes de septiembre que el PIB podría haber crecido algo en el tercer trimestre del año, tras nueve trimestres en negativo. En concreto, dice: "La información disponible, todavía parcial e incompleta, sería coherente con una estabilización, o incluso con un leve avance del producto en el periodo julio-septiembre".

Las causas de esa mejoría son que el consumo privado y los indicadores que miden la confianza de los hogares y de los comerciantes minoristas han mejorado en julio y agosto con respecto a los meses precedentes. También, datos como que las matriculaciones de vehículos crecieron en tasa mensual el 2,1 % en agosto y el índice de comercio al por menor, que cayó menos en tasa interanual.

Asimismo, subraya una recuperación del clima industrial en el sector de los bienes de equipo y la fortaleza de las exportaciones en este ámbito, al mismo tiempo que asegura que los indicadores referidos al sector servicios apuntan a una "evolución más favorable de la actividad". Y en el caso de la inversión en construcción, apunta que la tendencia "marcadamente contractiva" del primer semestre del año podría haberse atenuado en cierta medida entre julio y septiembre.

También destaca el Banco de España el hecho de que la economía española haya moderado su caída intertrimestral en tres décimas en el segundo trimestre del año y que el ritmo de destrucción de empleo también se haya "atenuado". En este último sentido, la entidad afirma que mantiene la tónica de un menor ritmo de caída del empleo, al igual que los costes laborales que también siguen moderándose.

En cuanto al turismo, asegura que los indicadores del mes de julio apuntan a una continuación de la evolución favorable de esta rúbrica exportadora. Así, tanto las entradas de turistas no residentes como la cifra de sus pernoctaciones en hoteles aumentaron en el séptimo mes del año.

Sobre la balanza de Pagos, el supervisor financiero indica que los datos de junio muestran que la economía continuó registrando un saldo positivo, como en los meses precedentes. Así, el conjunto del semestre se saldó con una capacidad de financiación de 5.300 millones de euros.

Por el lado de la oferta, la información relativa a la actividad industrial apunta, en su conjunto, a un mantenimiento del tono "algo más favorable" observado en el segundo trimestre del año, mientas que los datos del sector servicios también apuntan a una "evolución más favorable".

En materia precios y costes, resalta la moderación de los costes laborales en el tercer trimestre, así como la desaceleración del IPC a lo largo del mes de agosto, hasta el 1,5% en tasa interanual por el comportamiento de los bienes energéticos.

En lo referente al mercado de deuda, la entidad que dirige Luis María Linde (en la imagen) recuerda que en los días que han transcurrido desde el mes de septiembre han caído las rentabilidades de la deuda a largo plazo y la prima de riesgo, mientras que se han revalorizado los índices bursátiles.

En cuanto a la evolución del ahorro de las familias, que se situó en el mínimo histórico del 8,2% de la renta disponible a finales de 2012, el Banco de España indica que cabe esperar que, en la medida en que las rentas de los hogares comiencen a estabilizarse, su tasa de ahorro recuperará niveles más próximos a los promedios de etapas anteriores, junto con el "necesario" proceso en marcha de desendeudamiento de las familias.

Andrés Velázquez

[email protected]