• Otro 30% recibió en 2012 un salario mensual bruto superior a 2.095,0 euros.
  • El 40% restante percibió un salario bruto mensual entre 1.216,1 y 2.095,0 euros.
  • Los salarios más elevados correspondieron a las Actividades financieras y de seguros y al Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.
  • Los salarios más bajos se concentraron en las Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico y en el Sector primario (Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca).
  • La mayor concentración de salarios más altos se observó en las comunidades autónomas de País Vasco (42,8% de asalariados con salarios por encima de 2.095,0 euros mensuales), Comunidad Foral de Navarra (38,6%) y Comunidad de Madrid (38,4%).
  • En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. Los contratados temporales tienen salarios más bajos que los indefinidos.
El 30% de los asalariados españoles recibió en 2012 un salario mensual bruto superior a 2.095,0 euros, mientras que otro 30% ganó menos de 1.216,1.

El 40% restante percibió un salario bruto mensual entre 1.216,1 y 2.095,0 euros, según ha informado hoy viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, que un 30% de los españoles es mileurista, porque a ese bruto hay que quitarle cotizaciones, etc. 

El 35,7% de los asalariados a jornada completa ganó más de 2.095,0 euros mensuales en 2012 y el 18,0% percibió menos de 1.216,1 euros. La distribución salarial de estos trabajadores es muy estable a lo largo de los tres últimos años.

Por el contrario, el 91,5% de los asalariados a tiempo parcial (que representaron el 14,9% del total de asalariados en 2012) ganó menos de 1.216,1 euros mensuales y solo el 0,9% recibió más de 2.095,0 euros.   

Por sexos, los hombres tuvieron una mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres. Así, el 36,1% de los varones ingresaron más de 2.095,0 euros en 2012, frente al 23,4% de las mujeres. En los salarios bajos ocurrió al contrario. El 42,1% de las mujeres tuvo un salario inferior a 1.216,1 euros, frente al 18,9% de los varones.  

Según el INE, una de las razones principales de esta desigualdad es que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mucha mayor proporción que los varones.  

Los trabajadores más jóvenes tienden a concentrarse en los salarios más bajos, mientras que los trabajadores de mayor edad tienen un peso relativo mayor en los salarios más elevados.   

La mayor proporción de contratos indefinidos, la antigüedad y, en su caso, la experiencia laboral, determinan el mayor nivel salarial entre los trabajadores de mayor edad. Igualmente, mayor proporción de trabajo a tiempo parcial y de contratos temporales, menos antigüedad y experiencia explican el menor nivel salarial entre los grupos más jóvenes.

Así, el 66,3% de los asalariados menores de 25 años recibió un salario mensual inferior a 1.216,1 euros en 2012. El porcentaje de los que tuvieron un salario mayor que 2.095,0 euros fue del 4,9%.  

Entre los asalariados de 55 y más años, un 23,8% se encontraba en el tramo bajo del salario mensual (menos de 1.216,1 euros), mientras que un 39,6% estaba en el tramo superior (más de 2.095,0 euros).

En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. El 41,5% de las personas con nivel de estudios bajo (a lo sumo han concluido la enseñanza obligatoria) tuvo en 2012 un sueldo inferior a 1.216,1 euros. En el caso de las personas con educación secundaria de segunda etapa o formación equivalente, el porcentaje con salarios bajos fue del 34,5%, mientras que entre las que tuvieron nivel de estudios superiores el porcentaje alcanzó el 17,9%.  

Más de la mitad (50,4%) de los asalariados con titulación superior ganaron más de 2.095,0 euros al mes en 2012. Solo el 21,5% de los que tenían de estudios bajos superaron ese nivel salarial.

Los contratados temporales tienen salarios más bajos que los indefinidos. Entre los múltiples factores que explican esta desigualdad, cabe mencionar la mayor antigüedad en el puesto de trabajo y el nivel educativo más alto de los contratados indefinidos.  

Los salarios más bajos se concentraron en el año 2012 en las Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (78,9% por debajo de 1.216,1 euros) y en el sector primario, Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (66,9%).   

Por su parte, las remuneraciones más elevadas se dieron en Actividades financieras y de seguros, (71,4% recibieron salarios superiores a 2.095,0 euros), en Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (69,4%) y en Educación (60,9%).  

Los Directores y gerentes y los Técnicos y profesionales científicos e intelectuales tienen una mayor representación en los salarios altos, mientras que los trabajadores en ocupaciones elementales tienen una mayor concentración en salarios bajos.  

Los centros de mayor tamaño (medido en número de trabajadores) concentraron a los trabajadores con salarios más elevados en 2012. Así, mientras que el 50,2% de los asalariados en establecimientos de hasta 10 trabajadores tuvieron un salario inferior a 1.216,1 euros, el porcentaje correspondiente en los centros de 250 o más trabajadores fue del 8,9%.

Por el contrario, el 55,5% de los asalariados en establecimientos de 250 o más trabajadores tuvo un salario mensual superior a los 2.095,0 euros. Este porcentaje se redujo al 12,2% de los trabajadores en los establecimientos de  hasta 10 empleados.

El 57,5% (1,8 millones de personas) de los asalariados del sector público (en el que están incluidos todo tipo de Administraciones Públicas y las empresas públicas y tanto los trabajadores adscritos a Mutualidades como los que cotizan a la Seguridad Social) tuvieron un salario bruto mensual superior a 2.095,0 euros en 2012. El porcentaje correspondiente en el sector privado fue del 22,5% (2,5 millones de personas).  

El mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores en el sector público, el menor peso del trabajo a tiempo parcial (7,0% frente a 18,9% en el sector privado) y la mayor antigüedad son los factores que determinan la mayor concentración en salarios altos en dicho sector.

No obstante, destaca la reducción de la representación de los asalariados públicos en el último decil de salarios en los últimos años, pasando del 20,8% de 2010 al 17,0% de 2012.

Dentro de los asalariados públicos existen diferencias salariales en función del tipo de administración. Así, la de Comunidad Autónoma es la más representada en el nivel de remuneración más alto (superior a 2.095,0 euros), la Administración Central es la que tiene mayor porcentaje de trabajadores en el tramo medio (de 1.216,1 a 2.095,0 euros) y la Local es la más representada en el tramo salarial inferior a 1.216,1 euros. 

Las empresas públicas han sido las únicas que han incrementado la proporción de trabajadores en el decil más alto de salarios en el periodo 2010-2012. En el resto de administraciones se ha producido un notable descenso en el porcentaje de asalariados en dicho decil.   

La estructura productiva existente en las comunidades tiene una gran influencia sobre su nivel salarial. En 2012, las comunidades autónomas con menor porcentaje de asalariados con sueldos por debajo de 1.216,1 euros fueron Comunidad Foral de Navarra (el 20,1% de sus asalariados estaban en este tramo) y País Vasco (21,6%). Y las que tuvieron más presencia en este tramo de salarios fueron Extremadura (40,5%) y Región de Murcia (38,5%).  

Por el contrario, las mayores concentraciones de salarios altos se observaron en País Vasco (42,8% de asalariados con salarios por encima de 2.095,0 euros mensuales), Comunidad Foral de Navarra (38,6%) y Comunidad de Madrid (38,4%). Mientras que Extremadura (20,1%), Canarias (20,4%) e Illes Balears (21,6%) fueron las menos representadas en este tramo de salarios.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]