• La deuda de EEUU ronda ya el 100% del PIB.
  • El acuerdo permitirá mantener el funcionamiento de la Administración federal hasta el próximo 15 de enero y elevar el tope de endeudamiento hasta el 7 de febrero.
  • Obama logra implantar su reforma sanitaria.
  • Pero después, otra vez el mismo problema: los republicanos pretenden atar en corto a Obama para que no siga endeudando al país.
A última hora, in extremis (esta madrugada hora española), apenas unas horas antes de que se alcanzase la fecha límite marcada por el Tesoro de EEUU, la Cámara de Representantes de EEUU aprobó la propuesta del Senado para elevar temporalmente el techo de deuda, evitar la suspensión de pagos y reabrir la Administración federal.

La votación en la Cámara, de mayoría republicana, se saldó con 285 votos a favor frente a 144 en contra. El acuerdo permitirá mantener el funcionamiento de la Administración federal hasta el próximo 15 de enero y elevar el tope de endeudamiento hasta el 7 de febrero.

El presidente de EEUU, Barack Obama (en la imagen) agradeció la labor de los líderes demócrata y republicano en el Senado y afirmó que firmará el acuerdo "inmediatamente" en cuanto llegue a su despacho. Además, se apunta una victoria parcial, la de implantar la reforma sanitaria.

Pero, como explica RTVE, el acuerdo de última hora entre demócratas y republicanos en EEUU no resuelve el problema de fondo: el desacuerdo de ambos partidos sobre cómo estructurar los ingresos y gastos del presupuesto nacional para reducir déficit y deuda públicos. Porque, recordemos, la deuda de EEUU ronda ya el 100% del PIB del país, una auténtica burrada.

Además, mientras se negociaba el pacto, el cierre parcial de la Administración federal ha costado un dineral. Las estimaciones oscilan entre el 0,3% de su PIB del cuarto trimestre de este año (unos 12.000 millones de dólares) calculado por la empresa Macroeconomics Advisers, y el más pesimista del 0,6% de ese PIB trimestral (24.000 millones de dólares), adelantada por la agencia de calificación Standard and Poor's.

Y, a mayor abundamiento, el coste completo no se podrá conocer hasta dentro de meses, una vez contabilizado el impacto en los ingresos empresariales, el empleo y el encarecimiento registrado en los intereses pagados por el país por obtener financiación de los inversores.

Por otra parte, los republicanos pretenden atar en corto a Obama para que no siga endeudando al país.

Lo dicho: es un acuerdo puntual que no resuelve el problema de fondo, el elevado endeudamiento del país.

Andrés Velázquez

[email protected]