• "¿Acaso no fue Kicillof el que dijo que echaban a patadas a Repsol y nos iban a tener que pagar, y ahora les pagamos 5000 millones de dólares", se pregunta.
  • También criticó la gestión del ministro de Economía en medio de las negociaciones de Argentina con el Club de París.
La Nación recoge unas declaraciones del ex titular del Banco Central y dirigente de UNEN, Alfonso Prat Gay, en Radio Ciudad, en las que critica duramente la gestión del actual ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, sobre su gestión en general en el marco de las negociaciones iniciadas por la Casa Rosada con el Club de París.

Prat Gay (en la imagen) afirmó que el Gobierno "está tan desesperado por los dólares que está esperando la varita mágica de algún distraído de afuera que le pueda resolver el problema a la Argentina". Prat Gay consideró que "lo único que han hecho -desde el Gobierno- es devaluar, y no se resuelve el problema con una devaluación sino con un programa económico creíble", y opinó que en la conferencia de ayer miércoles, brindada por el ministro de Economía, no se dijo nada: "Kicillof se tomó un avión a París para explicarle al Club de París que tienen una buena idea de cómo devolverle la plata. Es un escándalo. En la conferencia de prensa de ayer no dijo nada".

También dijo que es "un cuento eso de que arreglás con el Club de París y al otro día entran 50000 millones de dólares en inversiones. No se lo cree ni la hija de Capitanich", resumió, mientras focalizó la situación local argumentando que "los precios de los alimentos aumentan 20 por ciento, el problema de la inflación está presente en todos lados y genera el más urgente, que es el de una sociedad con más de 10 millones de personas debajo de la línea de pobreza, a pesar del crecimiento".

Pero también se refirió a la gestión de Kicillof en el asunto de la petrolera española Repsol con esta pregunta: "¿Acaso no fue el que dijo que echaban a patadas a Repsol y nos iban a tener que pagar, y ahora les pagamos 5000 millones de dólares".

De estas palabras se deduce que Prat no es partidario de indemnizar a Repsol por el robo que le hizo el Gobierno argentino. Cosa injusta a todas luces con la petrolera española.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]