La nueva ley modifica las reglas para la asignación de plazas e incluye una evaluación obligatoria con sanciones para los reprobados.En México se ha liado una buena con motivo de la reforma educativa que prepara el Gobierno de Enrique Peña Nieto. El presidente ha promulgado tres leyes secundarias, en una norma -Ley del Servicio Profesional- que modifica las reglas para la asignación de plazas e incluye una evaluación obligatoria con sanciones para los reprobados.

La reforma no ha gustado nada a una organización sindical, la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE), un grupo disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). La CNTE acusa que la  legislación es  "punitiva" y no toma en cuenta contextos regionales, económicos y sociales.

De hecho, ayer, profesores sindicalizados, estudiantes y simpatizantes de las protestas magisteriales en varios estados del país se unieron al "paro cívico nacional" convocado por la CNTE contra la reforma educativa. Hubo manifestaciones también en México DF que terminaron en disturbios.

Sin embargo, el SNTE rechazó "las manifestaciones estériles" y los métodos utilizados por la CNTE para protestar en contra de la Reforma Educativa, ya que consideró lesionan el derecho primordial de los niños a asistir a clases y el libre tránsito de los ciudadanos.

El SNTE expresó una vez más, que con la Reforma Educativa que ya está en vigor, los derechos de los maestros están a salvo y al mismo tiempo solicitó a los profesores inconformes reconsiderar las acciones que dañan la imagen del maestro y afectan a los alumnos, padres de familia y a la sociedad en general. "México es un país de libertades donde las inconformidades deben expresarse por los cauces legales", planteó.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]