Sr. Director:
El pasado 17 de junio recibí un burofax en el que Banc Sabadell me despedía por encontrarme de baja por una abdominalgia que me fue diagnosticada en el servicio de urgencias del Hospital General de Catalunya.

Ante mi asombro me comunicaron que no me había presentado en mi puesto de trabajo. En 1973 empecé a trabajar en Banco Atlántico hasta que en 2004 la entidad fue absorbida por Banc Sabadell, para la que empecé a trabajar. Desde entonces he visto cómo muchos compañeros han causado baja.

Tengo 51 años, 6 hijos, 3 de ellos menores de edad. Actualmente me encuentro sin trabajo porque una entidad bancaria que, según sus propios resultados, en el primer semestre de este año ganó 332 millones de euros, se ampara en la actual crisis para despedir e incentivar bajas a trabajadores. De enero a mayo de este año y según los propios sindicatos de Banc Sabadell ya han causado baja 713 personas en la entidad.

Ante tal discriminación decidí demandar a Banc Sabadell. Mi pretensión es que se declare la nulidad del despido por discriminatorio y así recuperar mi puesto de trabajo.

José Falcón Rodrigo

[email protected]