Sr. Director:
Este viernes pasado descarriló un tren de los Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña (FGC) cerca de Igualada.  Nada nuevo.

Antes del verano otro convoy se salió totalmente de la vía en Martorell. Y en los últimos tiempos también se han producido descarrilamientos en Pallejá, San Esteban Sesroviras, Piera, etc.

¿Qué está pasando en los Ferrocarriles del Gobierno catalán? Una tasa de descarrilamientos tan elevada no es propia de los estándares europeos. Quizá en vez de exigir el traspaso de RENFE, lo que deberían hacer algunos responsables políticos catalanes es preocuparse más de la pésima seguridad de las líneas ferroviarias que ya tienen traspasadas.

María Palacios

[email protected]