El mayor pinchauvas del Reino, el escritor Dan Brown (en la imagen) reflexiona en voz alta: "Las cuestiones del futuro serán éticas. ¿Debemos jugar a ser Dios". En primer lugar, las cuestiones han sido éticas en pasado, presente y futuro.

En segundo lugar, si hay algo poco ético es jugar a ser Dios. Y en tercer lugar, don Dan sí que juega a ser Dios, pero se ha quedado en idoilillo ignorante.

Eso sí, multimillonario gracias a su muy poca e ignorante blasfemia.

Eulogio López

[email protected]