• La Fiscalía denunció al ex presidente de la entidad por cobrar "retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas".
  • Ambos coincidieron como ministros con Felipe González de presidente.
  • El comisario europeo se lava las manos sobre las condiciones del ERE y el cierre de oficinas.

Durante nueve años, de 1982 a 1991, Joaquín Almunia y Narcís Serra coincidieron en los sucesivos gobiernos socialistas de Felipe González. Almunia fue ministro de Trabajo del 82 al 86 para pasar a ocupar la cartera de Administraciones Públicas del 86 al 91. Narcís Serra (en la imagen), por su parte, se hizo cargo de Defensa durante esos nueve años, desde el 82 hasta el 91. Luego, con Almunia fuera del Gobierno, fue vicepresidente del Gobierno entre los años 1991 y 1995.

Actualmente, la situación de ambos es algo distinta. Mientras Almunia es vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Serra, tras su paso por la presidencia de Caixa Catalunya, está acusado de cobrar "retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su situación real de solvencia".

Sin embargo, Almunia ha defendido la actuación de Serra al frente de la entidad catalana. "Desde mi punto de vista no veo razones para una intervención judicial", ha afirmado este lunes durante una conferencia en el Cidob.

Aprovechando la presencia de Almunia, un grupo de trabajadores de Catalunya Caixa (CX) se ha concentrado a la entrada del recinto para protestar por el ERE y por las condiciones impuestas por Bruselas tras concederle fondos europeos para su recapitalización.

Almunia no ha dudado en explicar que las condiciones concretas del ERE no se dictaminan desde Bruselas, sino que una tarea exclusiva de los representantes de la empresa.

Asimismo, en cuanto al cierre de oficinas que están fuera de Cataluña, aunque sean rentables, Almunia se ha lavado las manos. Tras asegurar que el objetivo del plan de viabilidad elaborado conjuntamente por Bruselas es garantizar el futuro de la entidad, ha afirmado que "la manera en que se cumplen las condiciones son responsabilidad del Gobierno español".

Pablo Ferrer

[email protected]