• "Las leyes existentes podrían ayudar a prevenir y castigar estos crímenes, pero no se aplican, sobre todo porque, debido a la corrupción, policías complacientes o administración civil cubren estos casos", explica a Fides el director de las Obras Misionales Pontificias en la India.
  • India: un pastor cristiano atacado por extremistas hindúes. Irán: ocho cristianos condenados por "actos contra la seguridad nacional".
Más casos de persecución a los cristianos en el mundo que en Hispanidad seguiremos recogiendo y denunciando para dar voz a quien no la tiene y para llamar la atención de los poderosos del mundo, que silencian estos hechos dramáticos. 

En la India, cuatro chicas tribales que asisten a una escuela cristiana en el pueblo de Labda (Pakur, el estado indio de Jharkhand) fueron secuestradas por la noche en el dormitorio del instituto y violadas por un grupo de más de veinte hombres enmascarados. La escalofriante historia del caso   -que se produjo el 14 de julio, pero que recientemente ha sido comunicado a la Agencia Fides por la Ong local Catholic Secular Forum-  pone de relieve el fenómeno de la violación indiscriminada y sin castigo en la India. Las chicas, de edades comprendidas entre 12 y 14 años de edad, pertenecen a la tribu Paharia y ahora se encuentran hospitalizadas.

Según la reconstrucción de los hechos que ha llegado a la Agencia Fides, a las 23 horas del 14 de julio, unos 25 hombres enmascarados armados con cuchillos irrumpieron en la escuela profesional dirigida por la Iglesia Evangélica de la India en Pakur. Los intrusos amordazaron y ataron rápidamente a cuatro maestros en la escuela, antes de apoderarse de las cuatro niñas y violarlas durante más de dos horas, dejándolas a la una de la noche. La Dirección del instituto ha informado a la policía que ha llevado a las chicas al hospital de Pakur, prometiendo hacer todo lo posible "para perseguir y castigar a los culpables de este horrible crimen".

El P. Faustine Lobo, director de las Obras Misionales Pontificias en la India, comenta a la Agencia Fides: "Por un lado, existe una mayor conciencia en la sociedad sobre el problema de la violación, que ya no se oculta. En el pasado, estos casos se desconocían, en especial porque para las víctimas era una vergüenza y por el temor de las familias involucradas. Hoy los casos son denunciados y publicados por los medios de comunicación, y esto es una primera señal positiva". "El problema principal - continua el padre Lobo - es la impunidad. Las principales víctimas son chicas de grupos tribales, dalits y marginados, que son los grupos más débiles y vulnerables, que tienen muy poca influencia política y social, y a menudo no son capaces de defenderse".

La solución según la Iglesia Católica es una "aplicación más estricta de las leyes". El fenómeno, dice el sacerdote a la Agencia Fides, no está tanto en relación con el "comunitarismo", como con "las deficiencias del sistema jurídico y político". "Las leyes existentes podrían ayudar a prevenir y castigar estos crímenes, pero no se aplican, sobre todo porque, debido a la corrupción, policías complacientes o administración civil cubren estos casos. La certeza de la pena podría actuar como un elemento disuasorio contra la violación. Es un crimen atroz que degrada la dignidad de la mujer, que nosotros, como cristianos, defendemos desde siempre".

Pero es que, también en la India, un grupo de extremistas hindúes atacaron y golpearon al pastor cristiano protestante Venkatesh Naik en el distrito de Shimoga, en el estado indio de Karanataka. Según ha informado a la Agencia Fides la All India Christian Council, una organización formada por activistas y líderes de diferentes confesiones cristianas, el domingo, 14 de julio, el Pastor estaba celebrando una reunión litúrgica en su casa, con algunos de los fieles. De repente, un grupo de personas, reconocidos como militantes de organizaciones extremistas hindúes, allanaron la casa privada, interrumpiendo con violencia el culto e intimidando a los presentes "con la prohibición de hacer oraciones cristianas en el país". Mientras que el pastor salió a pedir ayuda a la población local de la aldea, los militantes comenzaron a golpearle violentamente al igual que a otro líder cristiano llamado Prakash, quien estaba tratando de informar a la policía.

Los agentes que llegaron al lugar, detuvieron al Pastor y a Prakash. Los otros líderes cristianos locales y miembros del All India Christian Council presentaron una denuncia ante la policía contra los agresores. Pero el pastor y el líder laico fueron puestos en libertad el mismo día, al caer la noche. El All India Christian Council ha pedido al gobierno que intervenga y no deje sin castigo a los culpables de tal violencia que va contra la libertad religiosa de los ciudadanos de la India garantiza por la Constitución. Pero la impunidad contra estos crímenes parece haberse instalado en la India.

Además, según un reciente informe enviado a la Agencia Fides por la Ong 'Catholic Secular Forum', el estado indio de Karnataka está en el vértice más alto de casos de violencia inter-religiosa e inter-comunitaria, con más de 1.000 ataques contra los cristianos en 2011, un promedio de 5,3 ataques por día.

Y en Irán, ocho cristianos evangélicos de Shiraz han sido condenados al arresto bajo la acusación de haber realizado "actividades contra la seguridad nacional" y "propaganda contra el orden social". Según la la Agencia Fides la organización Christian Solidarity Worldwide (CSW), siete de los condenados fueron detenidos el 12 de octubre de 2012 durante una redada llevada a cabo por los servicios de seguridad en una casa de Shiraz, donde se estaba realizando una reunión de oración comunitaria pero los detenidos fueron posteriormente puesto en libertad bajo fianza.

Las sentencias dictadas por el tribunal oscilan de seis a un año de prisión. Se espera que los presos hagan apelación contra la sentencia. En un comunicado, el National Council of the Church of Iran – una realidad a la que pertenecen los cristianos arrestados – ha rechazado las acusaciones como "totalmente infundadas". "En conformidad con el Evangelio", se lee en el comunicado, "la Iglesia es apolítica. (...). Como ciudadanos leales, vamos a seguir orando por nuestros líderes y por la paz y la reconciliación en nuestra Nación".

La persecución a los cristianos en el mundo no cesa. Como siempre, se piden oraciones por ellos.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]