"Con el fin de responder a las crecientes acciones de guerra de Estados Unidos y Corea del Sur", dice PyongyangCorea del Norte ha disparado este lunes su quinto misil de corto alcance en tres días y ha advertido a Corea del Sur de que tiene todo "el derecho legítimo" a efectuar las maniobras militares que contribuyan a "reforzar la capacidad de defensa". "Nuestro Ejército está efectuando estos ejercicios con el fin de responder a las crecientes acciones de guerra de Estados Unidos y Corea del Sur, lo cual es un legítimo derecho para cualquier país soberano", ha añadido el Comité, citado por la agencia estatal norcoreana, KCNA.

Por su parte, el Ministerio surcoreano de Defensa ha asegurado que "el Ejército surcoreano está observando de cerca los movimientos del Ejército norcoreano a fin de prepararse para un nuevo lanzamiento de misiles". A la vez, Corea del Sur ha reiterado su oferta de diálogo a Corea del Norte para solucionar las cuestiones que quedaron pendientes tras el cierre del complejo industrial de Kaesong, a pesar de los cuatro cohetes de corto alcance lanzados por el régimen comunista este fin de semana.

Todo esto demuestra la escasa voluntad de diálogo por parte del régimen del nuevo dictador norcoreano, Kim Jong-un; así como sus ínfulas totalitarias.  

José Ángel Gutiérrez

[email protected]