• Herrera tuvo que bailar con la más fea en la Audiencia Nacional, en el caso Bankia.
  • Durante la etapa MAFO el cuerpo de inspectores estuvo subordinado a los intereses políticos del PSOE. Ahora, el nuevo gobernador, Luis María Linde, se niega a dar un golpe de timón... y la politización de la Inspección continuará.
  • Es decir, su segundo, el socialista Fernando Restoy, vuelve a imponerse.
  • A Herrera no se le achaca estar próximo al PSOE sino sumisión a los responsables políticos de la entidad.
  • Justo contra lo que protesta la mayoría del cuerpo de inspectores y justo lo que no se necesita con una crisis bancaria inacabada: un director de Inspección débil.

El subgobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha cedido una vez más ante Fernando Restoy, su segundo. Mariano Herrera (en la imagen) será el nuevo director general de Inspección bancaria, el puesto más relevante, al menos hasta que la Inspección pase de hecho al Banco Central Europeo. Precisamente, Jerónimo Quintana, a quien sustituye Herrera, se ha marchado a Fráncfort para integrarse en el nuevo mecanismo europeo supervisor.

Y de esta forma, también, se destruye la posibilidad de que fuera elevado a la cúspide de la Supervisión bancaria la primera mujer, Margarita Delgado.

A Herrera, responsable de la Inspección de grandes entidades, le tocó bailar con la más fea en la Audiencia Nacional, en el Caso Bankia, en representación de una inspección bancaria puesta entredicho.

No es que Herrera sea socialista, pero sí es débil, sumiso a las órdenes de los políticos del Banco de España: gobernador, subgobernador y Consejo. Justo lo que desea Restoy.

Y justo lo que no desean la mayoría del cuerpo de inspectores, que están hartos de ser acusados -según ellos injustamente- de no haber previsto la crisis bancaria, cuando lo cierto es que, según ellos, sí la vieron pero sus mandos políticos, de Mafo a Restoy, no han querido verla.

En el cuerpo se asegura que Herrera es un buen profesional, y no politizado, pero sí débil como para enfrentarse al poder político, hoy curiosamente no representado por el gobernador Linde sino por el subgobernador Restoy.

Eulogio López

[email protected]