La moderación en la caída del consumo desacelera el descenso del PIB

La economía española ha registrado un decrecimiento trimestral del 0,5% en enero, febrero y marzo del 2013, según los datos de la Contabilidad Nacional facilitados por el Instituto Nacional de Estadística.  

Los datos coinciden con las proyecciones del boletín del Banco de España del mes de mayo, difundidos este miércoles, ligeramente optimistas. Tanto el consumo como la inversión han influido en que la contracción trimestral mejore en tres décimas la cifra del último trimestre del 2012.

En el primer trimestre del año, el gasto en consumo de los hogares descendió un 0,4%, frente al -1,9% del trimestre anterior. Por su parte, el gasto en consumo final de las administraciones públicas disminuyó un 1,2% entre enero y marzo, un dato ligeramente mejor que la caída del -0,3% registrada en el cuarto trimestre de 2012.

El empleo desciende a un ritmo anual del 4,5%, dos décimas por encima de la tasa registrada en el cuarto trimestre de 2012, lo que supone una reducción neta de aproximadamente 761 mil puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

En su comparecencia del miércoles junto al primer ministro austriaco, Mariano Rajoy afirmaba que estábamos tocando fondo este año y en 2014 iniciaríamos la remontada. Los últimos datos de la Contabilidad Nacional pueden servir para apuntalar sus argumentos.

Andrés Velázquez
[email protected]