El barcelonismo brinda por el fichaje del brasileño Neymar (en la imagen), de cuyo importe final nos enteraremos algún día, aunque, por el momento hay que dejarlo en 50 millones.

Pues bien, yo creo que con Neymar ha comenzado el declive del mejor Barça de la historia, el Barça que hizo un equipo desde la cantera, ya fueran los pupilos de dicha cantera naturales de Barcelona, Albacete o la Argentina.

Ahora el señor Sandro Rosell imita al señor Florentino Pérez y comienza a fichar galácticos ajenos a La Masía.

La cantera no constituye sólo el futuro de un club sino su identidad. Por ello, el Barça lleva media docena de años ganándole al Real Madrid en títulos, categoría y señorío. Vamos, que el Barça de hoy es como el Real Madrid de hace veinte años y al revés.

Pero me temo que si empezamos con la era de los fichajes galácticos, también ha comenzado, con Neymar, el declive del Barça.

Eulogio López

[email protected]