• La propietaria de la marca en España comunica también en los periódicos su total apoyo al proceso emprendido por Coca-Coca Iberian Partners.
  • El embotellador único español, que dirige Sol Daurella, ha optado por encarecer el despido, contradiciendo así el espíritu de la reforma laboral.
  • Ofrecen prejubilaciones para trabajadores mayores de 56 años, con el 80% de su salario hasta los 63, y bajas indemnizadas de 45 días de salario por año trabajado y 10.000 euros.
  • Otra medida ofertada son las recolocaciones que, si suponen un traslado geográfico, se indemnizarán con 15.000 euros y 500 euros mensuales de ayuda para la vivienda.
  • A la vista de esto, la empresa no puede aducir que tiene problemas económicos.
  • El líder del sector agroalimentario español tiene beneficios y es una de las mejores franquicias en el exterior de la multinacional de refrescos, pero aún así quiere despedir a trabajadores y cerrar cuatro fábricas.

El embotellador único español de la famosísima marca de refrescos, Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), ha planteado a sus trabajadores un plan de adhesión voluntaria, a modo de ultimátum, después de que el proceso de negociación del ERE terminara sin acuerdo el pasado 21 de febrero. A diferencia del "respetuoso silencio" que mantuvo en ese tiempo, ahora lo rompe y ha anunciado dicho plan a bombo y platillo en la prensa. CCIP ha publicado un anuncio de una página entera en los principales periódicos españoles, donde presenta el comunicado que ha trasladado a la plantilla informando de este plan de adhesión voluntaria para aplicar su plan de reestructuración.

Pero no solo eso, la propietaria de la marca en nuestro país, Coca-Cola España, ha comunicado en otro anuncio en la prensa su total apoyo al proceso emprendido por el embotellador. La filial, que preside Marcos de Quinto, "valora muy positivamente el esfuerzo realizado por el embotellador" al ofrecer este plan de adhesión voluntaria, de bajas incentivadas y "otra serie de medidas cuyas condiciones están muy por encima del actual marco laboral y buscan la mejor solución posible para cada empleado." ¿El señor de Quinto cree que la mejor solución para cada empleado es quedarse sin trabajo Curiosa forma de verlo, pues no es una muestra de la felicidad de la que tanto alardea la marca.

Con este plan CCIP, presidida por Sol Daurella, opta por encarecer el despido, algo que contradice el espíritu de la reforma laboral, que pretendía justo lo contrario, abaratarlo. El embotellador español ofrece prejubilaciones para los trabajadores mayores de 56 años, con el 80% de su salario hasta los 63 años, y también bajas indemnizadas de 45 días de salario por año trabajado (con un tope de 42 mensualidades), más 10.000 euros. Además de esto, la tercera medida son las recolocaciones, pues CCIP ofrece 481 puestos de trabajo que, si suponen un traslado geográfico, se indemnizarán con 15.000 euros y 500 euros mensuales de ayuda para la vivienda durante 2 años.

A la vista de estas medidas, la empresa no puede aducir que tienen problemas económicos, sino todo lo contrario, que precisamente en temas de dinero no andan nada mal. Además anunciarse en la prensa a página completa no es nada barato. Recordemos que la empresa de Daurella es líder del sector agroalimentario español, tiene beneficios y es una de las mejores franquicias en el exterior de la multinacional de refrescos, pero aún así quiere despedir a trabajadores y cerrar cuatro fábricas.

A esto se añade que, al contrario del silencio de Daurella, el señor De Quinto optó por hablar y hablar durante el proceso de negociación del ERE. Primero para diferenciarse y decir que el ERE no lo estaba haciendo Coca-Cola España, sino el embotellador, y después para desvelar los planes de Daurella: salir a Bolsa y expandirse en el exterior. Lo que dejó ver una cierta división en España entre la filial de la multinacional de refrescos y el embotellador, sin embargo ahora, a la vista de los anuncios en la prensa, parece que se han puesto de acuerdo e intentan lavar la imagen de 'la marca de la felicidad' y que no salga mal parada.

Algo complicado, pues no se entiende que funcionando en España como un auténtico monopolio, sigan erre que erre con el ERE y el cierre de cuatro fábricas. Pero atentos, ya hay quienes han materializado el boicot a Coca-Cola, por ejemplo la empresa española Aguas de Mondariz, que ha lanzado una línea de refrescos saludables a base de agua mineral y sin azúcares. Mondariz Sport, Mondariz Té Premium y Mondariz Premium Cola pretenden ser la versión sana de algunos de 'la chispa de la vida', Aquarius, Nestea y Coca-Cola. Además se han incrementado las ventas de Pepsi en España.

Cristina Martín

[email protected]